Aula en Red-Acción
Infografía Perfiles profesionales Redes Sociales Visibilización

#YoSoyVicenteValles

OPINIÓN | El periodista Vicente Vallés ha sufrido un ataque por parte del miembro de Unidas Podemos, Pablo Echenique, donde se le acusaba de difundir ideologías de derechas en los informativos de Antena 3

Toda la comunidad periodística se ha visto envuelta por un nuevo ataque hacia uno de sus miembros. En esta ocasión, el periodista Vicente Vallés ha sido duramente criticado por el político y portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique.

Mediante un tweet por parte del miembro de Unidas Podemos, Echenique ha cuestionado la integridad e imparcialidad del periodista, acusándolo de tener una ideología próxima a la extrema derecha debido a los testimonios ofrecidos en el informativo del 3 de julio en Antena 3.

En esta noticia, Vallés juzgaba duramente los hechos acontecidos sobre Unidas Podemos respecto al reciente Caso Dina. A toda esta información se ha sumado la reciente crítica social de como los gobiernos progresistas han afrontado «de negligente manera» la pandemia ocasionada por el Covid-19.

https://twitter.com/Capitan_Garfi/status/1279575205480992769

«El presentador de Antena 3 Noticias ha atacado durante todo el estado de alarma la honestidad del gobierno de Pedro Sánchez, negando rotundamente el número de fallecidos reales aportados por el gobierno.»

El principal motivo por el que el diligente de Unidas Podemos acusó a Vallés de imparcialidad. Es conocido que el periodista suele utilizar su tiempo en pantalla para crear editoriales donde opina de forma pública sobre eventos mediáticos. Es completamente legítimo en la carrera profesional de un periodista dar su opinión, siempre que notifique de que lo está haciendo.

Un informativo siempre debe ser imparcial, a no ser que se indique lo contrario. Sin embargo, en los informativos de Vallés en ningún momento se aclaró que la información transmitida era de opinión, pudiendo generar en el público una idea errónea sobre cuál era la realidad.

Sin embargo, y alegando a que la audiencia es libre de ver los informativos de la ideología más próxima, la comunidad periodística ha defendido a Vicente Vallés.

Entre los rostros más destacados ha destacado el de los periodistas Sandra Golpe, Arturo Pérez Reverte, Iker Jimenez o Ana Pastor.

Ana Pastor ya se vio envuelta el pasado año en una acusación por parte de Pedro Iglesias, donde el político manifestaba cómo los periodistas debían su ideología política a la principal persona que subvenciona el medio.

Sin embargo, la periodista refutó los argumentos de Iglesias de forma adecuada, manifestando que no únicamente los medios están presionados por empresas, sino que las organizaciones políticas también influyen en la ideología de los medios.

Como puede observarse, existe una enemistad presente entre los miembros del grupo político Unidas Podemos, frente a los integrantes del grupo Atresmedia. Debido a esto, la sociedad ahora se pregunta ¿Realmente un periodista debe ser imparcial?

Como ya se ha mencionado anteriormente, un periodista tiene libertad de informar o no de ciertos contenidos, entrando ahí la honestidad profesional como punto de control. Tal y como hacía en 20 minutos, un periodista tiene libertad total de opinar de un tema, siempre y cuando se informe al espectador de que se está dando una opinión. Sin embargo, Vallés ha utilizado el informativo que dirige y presenta para transmitir su opinión como información real.

Es por ello que, aunque los medios utilizados por Echenique no hayan sido los adecuados, es completamente legítimo que haya manifestado su posición en contra a la desinformación que se estaba produciendo en el medio.

Según el artículo 20 de la Constitución Española, los medios de información están en la obligación de transmitir información veraz, siendo por lo tanto un hecho que Antena 3 ha atentado de forma directa.

Por todo lo planteado anteriormente, numerosos miembros del colectivo de periodistas se han posicionado a favor o en contra de Vicente Vallés. El principal argumento a favor del presentador es la defensa de la libertad de pensamiento y de expresión, mientras que el principal argumento en contra del mismo es la poca transparencia en la información que aporta en sus informativos.

Related posts

Todos somos influencers

Redes sociales: ¿oportunidad o amenaza?

Claudia Campos Alcázar

El periodismo no está exento de desigualdad de género

Cristina Blázquez

Leave a Comment