Aula en Red-Acción
Personalización Vigilancia

Vigilancia mediática en la valla de Melilla

REPORTAJE | El pasado 23 de enero sin explicación ni preaviso alguno, la periodista, activista y fundadora de la Organización Caminando Fronteras, Helena Maleno, fue deportada de Marruecos y entregada a la Policía Nacional Española en el aeropuerto de Barcelona. Tres meses después y saltando la vigilancia mediática en la valla de Melilla , este ha sido su testimonio.

Soy Helena Maleno, defensora de Derechos Humanos, y quiero denunciar que mi vida y la de mi familia están en peligro. Exijo a los Gobiernos de España y Marruecos que me protejan.

Helena Maleno vía Twitter@HelenaMaleno
Comunicado oficial de Helena Maleno tras su deportación, 12 de abril de 2021 – Recuperado por Diario Público

Otras víctimas de la vigilancia mediática

Aunque pudiera parecer que se trata de un caso aislado o un error administrativo, la vigilancia mediática sobre la cobertura de las políticas de frontera en este espacio se remonta al año 2014. Como se comprobó después, este fue el año que sirvió como pistoletazo de salida para la crisis migratoria que sigue azotando a la brecha de prosperidad del Mediterráneo más de un lustro después.

Precisamente, fue en agosto de 2014 cuando los fotógrafos José Colón y Sergi Cámara tuvieron que enfrentarse a las primeras multas que impuso el Estado Español a aquellos informadores que trataban de contar qué ocurría en la valla de Melilla. Devoluciones en caliente, hacinamiento en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETIs) e incumplimiento del Derecho Internacional son solo algunos de los datos que han permanecido en la espiral del silencio durante años. Sin embargo, yendo en contra del refranero, esta vez los periodistas sí querían informar, pero no podían.

Tú pides permiso como periodista para entrar en un CETI y no te dejan entrar, porque no quieren que se vea lo que está pasando ahí dentro

Elena Herreros, periodista especializaDA en fenómenos migratorios
Entrevista de Elena Herreros para Cristina Orellana

¿Es cuestión de quién gobierna?

Es cierto que la institucionalización del racismo en frontera y la mordaza a los medios suelen ser términos asociados a las formaciones de ultraderecha. Pese a esto, todos los gobiernos que han pasado por la Moncloa en estos años han contribuido a ello. Seis años después, la vigilancia sobre los profesionales de la industria periodística se sigue produciendo.

Marlaska no lo ha frenado, hay otros compañeros que siguen en riesgo simplemente por defender la vida.

Helena Maleno para Buenismo Bien – CADENA SER
Helena Maleno para Buenismo Bien – CADENA SER

No solo hallamos prueba de ello en testimonios como el de Helena Maleno, sino que queda evidenciado realizando una retrospectiva hacia la evolución de las políticas en materia de devoluciones en caliente en España.

Evolución de la política fronteriza

En las etapas de Gobierno de Aznar y Zapatero, sus posturas ante esta controversia fueron muy similares, pues ambas administraciones se encargaron de desmentir estas prácticas de cara a la galería, mientras las realizaban en la clandestinidad. No fue hasta el Gobierno de Mariano Rajoy cuando llegó el reconocimiento público de las devoluciones en caliente.

Sin embargo, ese reconocimiento solo llegó gracias a la vigilancia que ejercieron esta vez los medios sobre el poder. De esta forma, fueron las presiones de ONGs como Prodein y de los medios de comunicación lo que llevó a que el exministro de Interior, Jorge Fernández Díaz admitiera su existencia y pusiera en marcha una revisión de su legalidad con la Ley de Seguridad Ciudadana de 2015, más conocida como la Ley Mordaza.

Por su parte, el Gobierno de Sánchez arrojó cierta esperanza con medidas como el recibimiento del barco de Open Arms en puertos españoles. Aún así esto, junto a sus promesas electorales sobre la abolición de las devoluciones en caliente, cayó en saco roto y ha sido su Administración la que ha ejecutado la orden de deportación de la citada periodista.

Promesas de la Administración actual

Pese a esto, la Ministra de Exteriores, Arancha González Laya continúa abogando por una reforma en la que nuestra administración sea un garante de derechos humanos. Por ello, a la cabeza de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID) se encuentra Magdy Martínez Solimán que ya ha reconocido la situación actual como un drama en todas la vertientes sociopolíticas.

Entrevista de Magdy Martínez Solimán, Director de la AECID para Cristina Orellana en los Podcast de FEI

Es un problema moral, ético y económico

Magdy Martínez Solimán, Director de la AECID para Cristina Orellana en los Podcast de FEI

Un negocio entre la vida y la muerte

No basta con reconocer los errores y no son suficiente las medidas internas. En esta materia es fundamental la colaboración con el Gobierno marroquí y la Unión Europea. En palabras de Maleno, la frontera es una aduana donde Policía Nacional, Policía marroquí y la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (FRONTEX) negocian entre la vida y la muerte. Así lo han podido corroborar otros periodistas como Elena Herreros.

Nosotros hemos vivido y hemos visto gente atravesada por esos pinchos.

Elena Herreros, periodista especializaDA en fenómenos migratorios
Entrevista de Elena Herreros para Cristina Orellana

La vigilancia mediática en la valla de Melilla incumple la Constitución Española

Bien es sabido que el Artículo 20 de la Constitución Española no solo recoge el derecho a libertad de expresión, sino el derecho a ser informados. Por tanto queda constatado que la involucración de las instituciones en estas dinámicas de vigilancia supone una limitación de este derecho tanto en los periodistas como informadores, como en los ciudadanos como lectores.

Igualmente, las irregularidades sobre el tratamiento de los migrantes en esta región suponen un incumplimiento del Artículo 15. La violación de la integridad moral y física de los migrantes continúa poniendo en jaque su derecho a la vida.

A pesar de las evidencias, ya sea desde el silencio o desde la ambigüedad judicial, estas dinámicas han sido avaladas por los Tribunales, por lo que es evidente la necesidad de un cambio.

Helena Maleno para Buenismo Bien – CADENA SER

Tenemos que terminar con la muerte sistemática en frontera y el Gobierno tiene capacidad para hacer eso.

Helena Maleno para Buenismo Bien – CADENA SER

Con la protección judicial de las Instituciones, esta vez los únicos que pueden hacer justicia moral son los periodistas. Lamentablemente, solo podrán lograrlo si el Gobierno paraliza la vigilancia mediática en la valla de Melilla.

Related posts

La personalización en los medios ¿positiva o negativa?

Rocío Rayo Lozano

Cuidado con lo que dices: Libertad de prensa en África Occidental

Belén García Gómez

Medios nativos digitales y su impacto en Radio Aranda

Ana Lucas Antolín

Leave a Comment