Aula en Red-Acción
Horizontalidad Interactividad

Un nuevo periodismo más cómodo

ENTREVISTA | El periodismo ha experimentado muchos cambios desde su nacimiento. Los periódicos fueron evolucionando hasta llegar a las pantallas de nuestros teléfonos y esto para muchos es una ventaja, pero no todo el mundo posee las mismas opiniones. Con la llegada de las nuevas tecnologías los cambios han sido brutales en todos los sentidos y en todo lo que conocemos.

Juan Carlos Santos es periodista en Onda Cero desde que se licenció, comenzó a trabajar en esta emisora en el año 1988. Con más de 30 años de experiencia Juan Carlos cuenta como ha experimentado algunos de estos cambios y ha mostrado su punto de vista en diferentes aspectos.

Por otro lado, Natalia Arroyo, redactora de la revista “Cosmopolitan” desde hace apenas un año, nos ha dado un punto de vista más juvenil y más tecnológico del periodismo.

Juan Carlos habla de un periodismo perdido, aunque tengamos los mejores medios, critica un periodista vago y cómodo. Natalia, por otro lado, apuesta por los nuevos puestos de trabajo que se han generado gracias a estos avances.

Juan Carlos Santos. Periodista de Onda Cero.

P. ¿Cómo ha cambiado la profesión desde sus inicios hasta ahora?

El cambio en 30 años ha sido vertiginoso, por no decir otra cosa. Lo que esto no significa que se haga mejor periodismo que antes, yo ahí tengo muchas dudas. Tenemos mejores medios, estamos mejor comunicados, posiblemente deberíamos estar más formados en las facultades, pero no se hace mejor periodismo que hace 20 años.

Ahora las noticias de agencias llegan por ordenador, por un sistema interno informático, donde recibimos estos teletipos. Somos clientes de dos agencias de noticias, Europa Press y la agencia EFE. Antes se recibían por un instrumento que escupía teletipos, que se conocían a través de papel y se tiraba todo el día imprimiendo. Se iba arrancando y si tú te tirabas un fin de semana sin arrancar el papel, podías llenar una habitación entera de papeles.

P. ¿Cómo era el periodismo antes de las nuevas tecnologías? 

Yo creo que desde el punto de vista técnico se ha mejorado muchísimo, la mesa que tenemos aquí en la radio es digital. Todos los cortes salen aquí en las pantallas de los ordenadores, porque son todos digitales.

La radio da un salto muy cualitativo, da un vuelco impresionante, todo va super rápido, todas estas cosas en las que ahora tardamos cinco minutos antes se tardaban horas. Hacer un informativo a media tarde había que trabajar desde muy temprano, porque teníamos máquinas de escribir que luego fueron eléctricas. Las grabadoras de sonido lo mismo, empezamos con cintas y acabamos con digital, una pastillita.

P. ¿Qué cree que le falta al periodismo actual en comparación con el de sus comienzos?

Tenemos más medios que nunca y hacemos peor periodismo que nunca, esa es básicamente mi opinión.

Nos sentamos en un ordenador y empezamos a recibir sonidos, documentos, incluso videos y no hace falta ni salir a la calle a hacer la rueda de prensa. Es más, por ejemplo, mucha gente ya no va a las ruedas de prensa, y el hecho de que un periodista vaya y pueda preguntar, es la mayor libertad de un periodista.

Antes hace 30 años los periodistas nos pegábamos por sacar exclusivas. Y el no ir a una rueda de prensa, era por no preguntar delante de todo el mundo cosas que quisieras sacar en solitario. Para mí, es un paso atrás porque a todos les mandan los mismos cortes. Esto no es periodismo y yo en eso soy muy crítico.

P. ¿Qué periodismo prefiere: el tradicional o el digital?

Suelo consumir la prensa a través de Internet, porque es mucho más cercana y la suelo mirar muchas veces. He vivido y vivo del periodismo, además consumo mucho.

Revisar lo que dicen los cinco o seis primeros diarios, como El Mundo, El ABC, El Diario.es, El Confidencial…

Para hacerlo más rápido a veces a través de Twitter, te metes en el perfil, lees las noticias, pinchas en la que quieras y te lleva directamente.

Natalia Arroyo, redactora de la revista COSMOPOLITAN

Natalia no nos puede contar como era el periodismo antes y cómo ha evolucionado, pero sí de como lo utiliza ella y cuál es su opinión al respecto.

P. ¿Cómo crees que han afectado las nuevas tecnologías al periodismo, positiva o negativamente? ¿Por qué lo crees?

Exceptuando la viralidad que consiguen las fake news, las nuevas tecnologías, para mí, han sido, en su mayoría, una ventaja para el periodismo.  Estas han creado nuevos puestos de trabajo para periodistas como puede ser el de Community Manager. Ahora todos los medios tanto radios como canales de televisión como diarios y revistas tienen su lugar en los portales de internet y si es así, es porque realmente consiguen un beneficio.

Además, la participación activa del usuario en las webs nos facilita conocer mejor a la audiencia que estamos tratando. Con esto me refiero a las encuestas, cantidad de veces que reproducen un vídeo, el tiempo que permanecen en nuestra página, etc.

P. Piensas que la imagen del periodismo se ha visto afectada negativamente con la aparición de las nuevas tecnologías ¿Por qué?

Sí, ahora debido al periodismo ciudadano cualquier viandante con un ‘smartphone’ puede convertirse en reportero gráfico y es uno de los muchos intrusismos laborales a los que se expone esta profesión.

P. Cuál es la ventaja que más destacarías

La facilidad con la que los reporteros pueden enviar a la redacción sus ‘últimas horas’ a y, por supuesto, que el coste económico que requiere desplegar un gran equipo ha disminuido. Desde mi punto de vista, ahora es más rentable tener a un equipo de redactores estudiando y analizando Twitter y demás redes sociales que a pie de calle en busca de la noticia.

P. ¿Crees que el periodismo digital beneficia al periodismo, ya que todo el mundo tiene acceso y las redes sociales ahora mismo tienen un papel destacado? ¿Ves esto como una ventaja o como un inconveniente?

En el medio de comunicación en el que trabajo (Cosmopolitan) somos conscientes de la pérdida del consumo del papel, por eso estamos centrándonos en todo lo digital y aprendiendo cada día un poco más sobre este nuevo medio de comunicación. Bajo mi opinión, no es ni bueno ni malo, simplemente hay que adaptarse a las nuevas circunstancias. Como decís, todo el mundo tiene acceso y eso, es una ventaja. Con un simple link o “swipe up” en Instagram, cualquiera puede leer tu artículo o noticia.

Consejos de Juan Carlos Santos

Related posts

Cápsulas audiovisuales, la nueva estrategia de información en las redes sociales

Aitana Castelló

Muere el fotoperiodista Li Zhensheng

Las ‘fake news’, el mayor perjuicio para la estabilidad de la ciberdemocracia

2 comments

José María García de Madariaga Miranda 27 abril 2021 at 09:45

No acabo de entender por qué no has hecho un reportaje a partir de las dos fuentes… La entrada queda muy rara presentada así…
¿Y por qué no has aprovechado más los audios de la entrevista de Santos? POr cierto, el que has puesto está subido indebidamente a la biblioteca…

Reply
José María García de Madariaga Miranda 27 abril 2021 at 09:46

EL titular no es muy adecuado, por cierto…, no dice mucho ni está relacionado con el contenido…

Reply

Leave a Comment