Aula en Red-Acción
Actualización Verificación

Samuel Calle: “El error viene cuando cogemos información a mitad de camino”

ENTREVISTA | Las fake news se han convertido en uno de los principales dilemas presentes en la era digital. Son cientos los bulos y noticias falsas que se han publicado en la red y que, por ende, han provocado que el público pierda cada vez más la credibilidad hacia los medios de comunicación. Medios de comunicación que, día a día, siguen luchando contra la desinformación y apostando por la verificación de datos.

Lo cierto es que, aunque las fake news estén más presentes que nunca debido a la aparición de Internet, estas han existido siempre. No nos encontramos entonces ante un fenómeno nuevo, sino ante uno que se ha visto agravado por la facilidad e inmediatez con la que podemos publicar contenido en la red.

Que la verificación de datos es uno de los procesos periodísticos esenciales es un hecho, sin embargo, vivimos en una sociedad en la que, al parecer, se premia más al medio que consigue ser el primero en publicar una información, independientemente de su veracidad.

Samuel Calle Mendoza, periodista, defiende la importancia que cobra la verificación de datos en el periodismo.

Samuel Calle Mendoza

P: ¿Por qué es tan importante la verificación de datos?

«Nosotros y nosotras somos el periodismo. Los dos últimos años, la aparición de fake news ha hecho que el público ponga en duda cualquier tipo de información que le llegue o justo lo contrario, que le dé valor. Nosotros como periodistas somos los encargados de tener que llevar la información veraz a la ciudadanía y de desmentir todo tipo de bulos. La verificación es imprescindible y tenemos que ser otra vez ese gremio que, en su momento, fue tan valorado y reconocido».

P: ¿Cuál cree que es un buen método de verificación de datos?

«El periodismo de verificación es algo que digamos que ha surgido porque antes la verificación se había hecho siempre, pero ha surgido como algo más específico debido a esa aparición de fake news, de bulos que se han dado en la actualidad. Básicamente, a todo periodista cuando vaya a escribir o vaya a intentar publicar, yo le invitaría a citar. Si vamos directamente a la fuente principal, entonces ahí nos daremos cuenta de que no vamos a tener ningún problema; el error viene cuando cogemos información a mitad de camino sobre rumores o sobre cuentas que están informando en nombre de otra persona, ahí es complicado y generalmente lleva al error y podemos caer y contribuir en la difusión de un bulo. Hay otras técnicas como la utilización de la hemeroteca. Muchas veces utilizarla puede contextualizar de una forma totalmente distinta una información. En general, son métodos eficaces que debería tener todo periodista».

P: ¿A qué cree que se debe la falta de credibilidad del público hacia los medios de comunicación en España?

«No es algo que haya ocurrido de repente, es algo que tiene una trayectoria que, digamos que comenzaría con el cambio de modelo que se produjo donde los medios de comunicación tuvieron que intentar implementar métodos como el uso del clickbait para conseguir visitas en vídeos que ponían en los propios medios digitales, la utilización de redes sociales, el cómo necesitaban generar una interacción y cómo tuvieron que trasladar mucha de la información a esas redes sociales porque el público demandaba o demanda leer la mayoría de la información en Twitter o en Facebook. Eso ha hecho que el público pueda acceder más rápido, pero también ha generado problemas y uno de ellos ha sido esa falta de credibilidad, la aparición de bulos, de fake news, que, en ocasiones, algunos medios de comunicación no han hecho mucho para intentar contrastar esa información».

Redes sociales y fake news

Si hay algo que hemos podido conocer con el paso del tiempo es que las redes sociales y la facilidad con la que cualquier usuario puede acceder a ellas, han provocado que Internet se nutra de bulos y noticias falsas.

Las redes sociales han traído de la mano inmediatez, pero, ¿es una inmediatez sin consecuencias y con veracidad? Lo cierto es que no. Las redes sociales se han convertido en el medio de comunicación que más fake news acoge, pero a pesar de ello sigue siendo uno de los que más utiliza la población para informarse.

Respuesta de Samuel Calle Mendoza

Luchar contra la desinformación es una de las labores que llevan años afrontando los periodistas. Pero, ¿cómo podemos hacerlo? Esta es la respuesta de Samuel Calle: «Contra la desinformación, los periodistas tendrían que hacer el trabajo que han hecho siempre. Ahora se les exige una mayor inmediatez, pero al final el contraste de noticias tiene que existir. El contraste de información, de fuentes, el saber de dónde vienen los datos, contextualizarlos, es necesario. Ahora hay programas de verificación de datos, el ver de dónde viene la información, que la fuente no sea poco fiable… todo son buenas estrategias para luchar contra la desinformación. Y en cuanto al público, que lea el mayor número de medios porque si lees medios distintos, por muy polarizados que estén, al final conseguirás tener una opinión distinta o al menos un poco más rica que la que te va a ofrecer un único medio».

Related posts

Periodismo de Datos, ¿consecuencias positivas o negativas?

Mario Moya

Las fake news, aún más temidas entre la crudeza de la pandemia

Roberto Serrano

La Universidad Rey Juan Carlos regresa con el URJCmun

Leave a Comment