Aula en Red-Acción
Interactividad Periodismo Ciudadano Sin categoría

Redes sociales como alternativa a los medios estatales en Rusia

redes sociales

REPORTAJE | El siglo XXI. Una época en la que las cosas que antes parecían imposibles se convierten en cotidianas. ¿Quién iba a pensar que una sola persona podía servir de fuente de información y de principal difusor de la misma? ¿Y quién se imaginaba que las redes sociales podrían sustituir a una agencia de noticias y convertirse en una alternativa a los medios estatales?

El 23 de enero de 2021, Moscú se estremeció. Aunque, para ser más exactos, lo hizo un poco antes, el 17 de enero, cuando el político Alexei Navalny, que había regresado a Rusia después de recibir tratamiento médico en Alemania, fue inmediatamente detenido. El 18 de enero, poco después de su juicio, Navalny fue detenido por 30 días. Ese mismo día, el activista de la oposición publicó un mensaje de vídeo en el que pedía a sus seguidores que salieran a protestar el 23 de enero.

«No tengáis miedo, salid a la calle»: el reclamo de Navalny

Redes sociales: Twitter y Telegram de última hora

Dos días antes del evento, los miembros de la Fundación Anticorrupción (organización creada por Alexey Navalny) informaron en sus cuentas de Twitter sobre el registro y la posterior detención. Esta información no se publicó en ningún medio de comunicación, por lo que, en este caso, Twitter actuó como difusor de la información, que posteriormente se difundió en redes sociales populares en Rusia: TikTok, Telegram e Instagram.

Llamada a la manifestación en Twitter

En este caso, cabe destacar que, como país democrático, el gobierno ruso desagrada cualquier movimiento de oposición. Los medios de comunicación estatales suelen retransmitir la política «desde arriba», intentando suprimir cualquier declaración de la oposición o presentándola de forma tan absurda para que el público que escucha, pero no piensa, saque las conclusiones necesarias.

El 23 de enero, cuando las protestas de la oposición en apoyo de Aleksei Navalny sacudieron muchas ciudades rusas, los canales estatales no vieron la necesidad de cubrirlas. Los telediarios de máxima audiencia distrajeron la atención, a pesar de que decenas de miles de personas se manifestaron en las principales plazas de varias ciudades.

Vídeo de un manifestante en YouTube

En Moscú el GEO comenzó a disolver y detener a los manifestantes incluso antes de que comenzara la manifestación. La información al respecto, acompañada de fotos y vídeos de testigos presenciales, se puso rápidamente a disposición del público a través de los canales de Telegram y de Instagram. Sin embargo, se hizo todo lo posible para evitarlo. En algunas ciudades rusas se cortó el servicio de Internet y de telefonía móvil. Los usuarios de Twitter en Rusia también informaron de problemas de acceso a la red.

Beeline admitió haber participado en la interferencia de las comunicaciones en Toliatti. Cuando pregunté «¿Dónde está la conexión?» se disculpó y compensó las molestias. Fue cuando tuvieron lugar las manifestaciones.

Un testigo escribe en su cuenta de Twitter

Una concentración en la capital exigiendo la liberación de Alexei Navalny se convirtió en una marcha coordinada por Telegram. Muchos de los canales de Telegram se crearon el mismo día de la protesta y se dispersaron por las ciudades rusas. Los testigos presenciales publicaron rápidamente información sobre lo que estaba ocurriendo, enviando fotos y vídeos de detenciones, muestras de violencia por parte de las fuerzas de seguridad. Por lo contrario, también había muestras de amabilidad de los cuerpos policiales: algunos de ellos distribuyeron té y mascarillas en las calles.

Publicación del participante

TikTok y su papel

Pero los canales de Telegram y Instagram no fueron los únicos que jugaron un papel en la cobertura de las protestas en Moscú.  Deutsche Welle señala que el fenómeno de TikTok tuvo lugar durante las protestas. Sesenta millones de rusos resultaron estar registrados en esta red. Según la BBC, tras la detención de Alexei Navalny, el segmento ruso de TikTok «se politizó rápidamente».

DW informa de que los vídeos con hashtags relacionados con Navalny y las próximas protestas han acumulado cientos de millones de visualizaciones en un par de días. La BBC señala que el hashtag #23января (#23Enero, la fecha de la acción anunciada por los adeptos de Navalny) tiene 70 millones de visualizaciones. El hashtag #дворецпутина (#elpalaciodePutin), que relata la última investigación de Navalny y bromea sobre el lujo de un palacio en Gelendzhik, ha sido visto 21 millones de veces». El 20 de enero, Roskomnadzor exigió a la red TikTok que «dejara de llamar a los niños a protestar» y retirara esas llamadas. Sin embargo, el proceso ya no era reversible.

Publicación de participante en TikTok

Como lo hacen los canales estatales

Pero no hay que suponer que los medios de comunicación social sean los únicos informantes. Posteriormente, los medios de comunicación estatales también cubrieron los incidentes en Moscú. Sin embargo, su versión difiere significativamente de la información publicada por los usuarios en las redes sociales.

Por ejemplo, en los boletines de noticias nocturnos de los canales federales, las historias sobre las protestas llegaron al final, después de los bloques sobre la producción de la vacuna rusa Sputnik V y la cepa «británica» del coronavirus. El título de la historia era «Cayeron en la provocación». La atención se centró principalmente en los adolescentes que asistieron a la manifestación, pero no fueron la parte principal de la misma. En el siguiente reportaje, se informó a los espectadores de que Alexey Navalny estaba vinculado a los servicios de seguridad estadounidenses.

Canal estatal: ¿Quién está detrás del llamado » walkout » del 23 de enero?

El sitio web de la agencia de noticias TASS informó de que 19 víctimas del COVID-19 acudieron a la manifestación en Moscú. La agencia también informó de cómo un agente de policía ayudó a un transeúnte a encontrar a su hijo que se había perdido entre la multitud durante la manifestación.

«Se han gastado millones de dólares, en nuestra opinión, en el «balanceo», en la «revolución».

Vladimir Soloviov, periodista del canal estatal

Pero, ¿cómo las redes sociales se han convertido en una alternativa a los medios estatales? La respuesta está en la velocidad y sincronización de la comunicación en línea, la mínima censura, la interactividad y la descentralización de la comunicación en Internet. Todo ello contribuye a que los usuarios de las redes sociales tengan un acceso equitativo y libre a cualquier información pública. De esta manera crean las condiciones para un diálogo crítico y racional. En consecuencia, configuran la opinión pública y las oportunidades de acción política colectiva, incluso de protesta.

Related posts

Reinventando el periodismo

Álvaro Serrano Díaz

Rafael Collantes: «A la gente le gusta el periódico porque trata cosas que no ve en la TV o en la radio»

Natalia Moreno Massó

Periodismo entre la vida y la muerte. David Beriain

Leave a Comment