Aula en Red-Acción
Hipermedia Periodismo Móvil

Periodismo móvil: ¿avance o precarización?

Smartphone, aplicaciones

OPINIÓN | El avance de las tecnologías tiene consecuencias a muchos niveles y el periodismo es uno de los sectores que más se ve afectado por estos cambios. Esto puede traducirse en maneras más innovadoras y eficaces de transmitir la información como el periodismo móvil (MOJO), pero también conlleva la posibilidad de incrementar la precarización de esta profesión.

La llegada de los smartphones a nuestras vidas lo ha cambiado todo. Ahora, todos tenemos en nuestro bolsillo un pequeño ordenador, una grabadora y una cámara de alta definición. Por supuesto, esto ha creado una gran oportunidad para multitud de medios de comunicación, que han descubierto una nueva forma para obtener y difundir la información desde cualquier parte del mundo, en el aspecto hipermedia del periodismo.

Periodismo móvil: al alcance de todos

Y lo cierto es que no estaban equivocados. Con un smartphone y el auge de las redes sociales, cualquier persona desde cualquier parte del mundo puede contar una historia. Además, los propios periodistas pueden ser capaces de realizar su trabajo con un equipo mucho más reducido.

Esta tendencia ha ido en aumento en la última década, así como el número de referencias en distintas publicaciones a nivel mundial. Así se refleja en el estudio ‘Periodismo móvil: Revisión sistemática de la producción científica’, publicado en el número 59 de la revista Comunicar.

Un ejemplo de esto lo estamos viendo en diferentes cadenas de televisión, con piezas informativas que han sido grabadas y editadas por el propio periodista a través de un teléfono móvil. Gracias a la mejora de la calidad de las cámaras y a la multitud de aplicaciones que tenemos a nuestro alcance, ahora podemos crear una pieza de calidad de este modo, sin que el espectador sea capaz de notar la diferencia.

El periodismo móvil para la libertad de expresión. Fuente: YouTube (canal en español de France 24)

No obstante, como sucede en muchas otras situaciones, esto también tiene un componente negativo que no se debe dejar de lado: la precarización. Y es que, el periodismo móvil puede ser de gran ayuda, pero no se debe convertir en una excusa permanente para reducir la cantidad de profesionales de un medio y aumentar la carga de trabajo de cada periodista.

Se busca: periodista multidisciplinar

Actualmente, un redactor ya no solo debe ser capaz de escribir un texto informativo de calidad, sino que también debe tener nociones avanzadas de grabación y edición de vídeo. Esto, unido a un amplio conocimiento de redes sociales y herramientas digitales que ya es obligatorio en el mundo digital en el que vivimos.

¿Quiere decir esto que es malo que un periodista amplíe sus conocimientos y aptitudes? En absoluto, y de hecho hay ya muchos contenidos enfocados a lograr este objetivo en internet. Pero de nuevo, todo depende de cómo sea interpretado. Contar con mayores conocimientos puede derivar en un mejor trabajo final e incluso en una evolución de las técnicas utilizadas para la realización del trabajo periodístico, pero obligar a la realización de competencias que habitualmente realizan otros profesionales puede derivar en todo lo contrario.

Y es que no debemos olvidar que la labor del periodista es informar, transmitir una información clara y contrastada, e indagar para descubrir la verdad. Un redactor no debe estar obligado a ser un cámara y un editor al mismo tiempo si las circunstancias no lo requieren.

Individuo grabando con un smartphone, como parte del periodismo móvil.
Con un smartphone, un periodista puede retransmitir al momento lo que está sucediendo. Foto: Pixabay

Los distintos recursos, cuando sean necesarios

De hecho, quisiera subrayar esa idea en concreto: “si las circunstancias no lo requieren”. Pongamos que se está realizando un atraco en el Banco de España, en el que unos individuos han entrado al edificio para fundir el oro que allí se almacena. Un periodista que se encuentre en el lugar puede grabar e incluso retransmitir lo que está sucediendo con rapidez y calidad gracias a su móvil. Así, no sería necesario esperar a que se haya desplazado todo un equipo de cámaras hasta el lugar para poder informar.

Pongamos ahora un caso real como los hechos en Afganistán con el auge de los talibanes. Allí, distintos corresponsales están siendo capaces de transmitirnos a través de Twitter material audiovisual grabado in-situ. En definitiva, es un contenido que un equipo de grabación no sería capaz de conseguir dadas las circunstancias.

De hecho, este asunto se aborda en el estudio ‘Closer to the Story? Accessibility and Mobile Journalism’ del periodista finlandés Panu Karhunen, publicado por el Instituto Reuters de Estudios sobre el Periodismo de la Universidad de Oxford. En él, se habla sobre cómo el periodismo móvil puede en ocasiones conseguir más información o llegar más lejos que un equipo de televisión. En definitiva, es en estos momentos en los que el periodismo móvil realmente demuestra su potencial.

Un trípode y un micrófono es el equipamiento básico para realizar periodismo móvil. Foto: Pixabay

Sin embargo, imaginemos que queremos grabar un reportaje o una pieza informativa para informar, por ejemplo, de la última sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. ¿Realmente supone una ventaja este método de trabajo en esta situación o se trata de una forma de reducir costes?

Como todo, hay matices y son los medios de comunicación los que deben manejar las distintas herramientas al alcance en función de la situación. El fin no debería ser reducir el gasto de un medio, sino encontrar la mejor manera posible de informar en cada momento, más aún en la etapa de evolución que estamos viviendo. Con un uso adecuado de las tecnologías, podremos luchar contra la precarización de esta profesión, así como lograremos mantener el periodismo de calidad en cualquier circunstancia.

Related posts

Sergio López: “En redes sociales tenemos un poder muy importante y muchas veces no nos damos ni cuenta”

Esther Muñoz Tovar

La Resistencia después del confinamiento

Las desventajas del periodismo móvil

Leave a Comment