Aula en Red-Acción
Actualización Periodismo de datos

Periodismo de datos en pro de la verdad y del negocio

Opinión | El País crea la primera base de datos sobre pederastia en la Iglesia española. La Conferencia Episcopal Española y el Estado nunca han contabilizado el total de casos. Además, los medios se apoyan en los números para atraer nuevos lectores y mantener a los de siempre.

El País, pionero una vez más

Investigación, analítica y tecnología se aúnan para acercar la verdad a la sociedad. En un mundo tan mudable, la objetividad se aferra a los datos para desmontar las Fake News y los bulos. El periodismo de datos nace y se consolida en una nueva era en la que las cifras multiplican su trascendencia, como la pandemia ocasionada por el coronavirus ha demostrado.

Así, los principales medios de comunicación del mundo abrazan esta disciplina en constante desarrollo. En España, El País ha creado la primera base de datos sobre pederastia en la Iglesia española. 

El diario generalista español líder según el estudio general de medios comenzó el proyecto en 2018. La metodología empleada por los periodistas entonces fue realizar una búsqueda y un seguimiento de las sentencias publicadas y, además, solicitaron información sobre el asunto a las diócesis españolas. Los resultados obtenidos arrojaron un total de 34 casos y 80 víctimas en cuatro décadas. Ahora, El País ha pulido el cálculo, así como ha analizado y clasificado los diferentes casos en este nuevo trabajo.

Por consiguiente, el resultado es que las cifras se han multiplicado por 10 respecto a dos años y medio: las víctimas ascienden hasta al menos 816 en 310 casos conocidos. Sin embargo, el criterio de contabilidad atiende únicamente a los casos denunciados, tanto en tribunales como públicamente, y los reconocidos por la Iglesia. Por ello, El País estima que la cifra podría duplicarse y aumentar en miles si se sopesan otros posibles afectados que en cada caso hacen los perjudicados o los expertos.

La Conferencia Episcopal Español confirmó que nunca ha llegado a contabilizar los casos que conoce, así como tampoco lo ha hecho el Estado español. Por tanto, no existe un dato que vaticine a ciencia cierta que garantice la verdad sobre la cuestión.

Por su parte, la base de datos ofrece la posibilidad a los afectados de encontrar testimonios en los que encontrarse reflejados y, de esta forma, impulsarlos a contar su propia historia. El País abrió en 2018 un correo electrónico con el objetivo de dar voz a las víctimas y desde entonces han recibido más de 300 mensajes, de los cuales han llegado a publicarse medio centenar de casos.

Las posibilidades de los datos para los medios de comunicación

El alcance de los datos no queda ahí. Los ciudadanos no son los únicos beneficiarios de las cifras sino que los propios medios de comunicación utilizan sus datos de audiencia para mejorar contenidos e imaginar nuevas maneras de narrar historias. The New York Times moldea sus contenidos con el objetivo de lograr que los lectores regresen por más.

La jefa adjunta de Redacción-Audiencias del medio, Jodi Rudoren, explicó como la impresión americana se desenvuelve en este aspecto con un ejemplo: “los datos ofrecidos por Analytics de Google y las entrevistas con los lectores revelaron una brecha para enganchar a las mujeres, lo que nos llevó a crear la Iniciativa de Género. Una de las cosas que ese grupo hace es mirar detenidamente qué tipos de historias se desempeñan bien con las lectoras y cuáles no. Damos a conocer estos descubrimientos a los reporteros y editores para ayudarles a guiar sus decisiones sobre la mejor manera de contar cada historia”. 

«Los datos ofrecidos por Analytics de Google y las entrevistas con los lectores revelaron una brecha para enganchar a las mujeres, lo que nos llevó a crear la Iniciativa de Género»

Jodi Rudoren

La verdad absoluta no existe, pero los datos sitúan a la información más cerca de la realidad. Sea por fines morales periodísticos o comerciales, estos se han consagrado como el principal bastión de la veracidad en una sociedad de la información instantánea, sin barreras y compleja para el ciudadano.

Related posts

Carlos Delgado: «Las nuevas tecnologías son simplemente un medio, la verificación siempre es del periodista»

Edelweiss Marín Delgado

Información veraz y Twitter

Adolfo Arias, reportero de ‘Equipo de Investigación’: «El espectador convive con bulos y fake news»

Claudia Aunión

Leave a Comment