Aula en Red-Acción
Industria Perfiles profesionales

Los nuevos perfiles profesionales que salvarán el periodismo

OPINIÓN | Que se acerca el fin del periodismo es una idea recurrente en la sociedad actual. Las nuevas tecnologías han llegado a todos los resquicios de la sociedad. La han transformado, rompiendo con lo tradicional y obligándola a reinventarse. Esta intrusión también ha afectado al periodismo derivando en la crisis de la profesión. Sin embargo, estos cambios no son presagio del fin absoluto. Es más una cuestión de adaptación a los nuevos perfiles profesionales en el ámbito de la información que están surgiendo. Esta nueva realidad apunta hacia un nuevo paradigma lleno de posibilidades. La digitalización ha puesto en jaque la labor periodística y ahora son los profesionales los que deben mover ficha.

Lo que no se puede negar es que el periodismo está en una etapa de reconversión. Nuevos roles están surgiendo en torno a innovadoras competencias y destrezas demandadas por las nuevas tecnologías. Figuras como la del periodista transmedia, el periodista móvil o el periodista de datos se encuentran en un auge que irá en aumento los próximos años. El ecosistema mediático se ha visto transformado, construyendo una nueva realidad que ha obligado al periodismo a reinventarse.

Los nuevos perfiles profesionales de la información que ponen en duda el paradigma universitario

En 2021 El Confidencial publicó un artículo titulado «Turismo y Periodismo: las carreras con más arrepentidos cinco años después». En él confirmaban que hasta un 56,4% de los graduados en periodismo habrían elegido otra carrera o no habrían ido a la universidad. Entre los motivos, el más destacable es la falta de empleabilidad. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) la tasa de paro de esta profesión es del 26%.

Muchos señalan que la causa principal es que el programa académico ha quedado obsoleto. No está enfocado a la realidad del mercado laboral y no cumple con las expectativas que se esperan de los nuevos periodistas. El paradigma actual ha determinado un nuevo tipo de perfil profesional ligado a las competencias digitales demandas la industria de la información y que la universidad no ofrece. Pero no solo eso ha cambiado. El concepto de información y su forma también han sufrido una trasformación. Los drones, la inteligencia artificial o la realidad virtual apuntan un nuevo abanico de oportunidades.

Hablamos con Isabel García Márquez. Graduada en Comunicación Audiovisual y Periodismo nos cuenta su experiencia en el mercado laboral y sus demandas de nuevos perfiles profesionales en el ámbito de la información.

Isabel García Márquez, Periodista y Comunicadora Audiovisual

El lado oscuro del periodismo ciudadano

El periodismo ciudadano es aquel en el que las personas toman un papel activo en el proceso informativo. Es cierto que nutre el nuevo panorama comunicativo. Ha enriquecido la opinión pública pues dota de más puntos de vista a los ciudadanos. A pesar de ello, también es visto como un punto débil. Recordemos que ha roto las barreras. Ahora cualquiera es capaz de difundir información. Vicente Clavero, periodista del diario Público y profesor de la Universidad Complutense de Madrid tiene una clara opinión sobre ello. Afirma que el error está en entender que cualquier persona con la capacidad de transmitir una noticia tiene la misma veracidad que un periodista capacitado para ello.

Equiparar la credibilidad y la legitimidad de los medios tradicionales al periodismo ciudadano es cuestionable. El periodista y doctor en Ciencias de la Información en la Universidad Francisco de Vitoria, Gabriel Sánchez opinó sobre ello. Afirmó que el intercambio de papeles entre ciudadanos y periodistas no era posible pues distorsionaría completamente el paradigma informativo.

«Cuando el ciudadano se encuentra en el momento y el sitio adecuado y se convierte en testigo directo de un acontecimiento consideramos que está realizando la labor periodística. Se convierte en fuente, pero no en periodista»

Martínez Arias (2015)

Por ello, no hay que desestimar la formación de los periodistas. Martínez Arias (2015) afirma que pasar por las aulas ofrece el rigor ético con el que un profesional debe desempeñar su función social. Y es esto lo que diferencia al periodismo ciudadano y al tradicional. A pesar de la diversidad de las fuentes de información y la desvalorización de los medios, los periodistas siguen siendo necesarios. La cuestión está en adaptarse a la nueva realidad. La profesión no está acabada. Los nuevos perfiles profesionales salvarán el periodismo.

Los nuevos perfiles profesionales demandados por la industria de la información llegan a las aulas universitarias
Arequipa Misti Press (2021)

¿Debe cambiar la carrera de periodismo?

La formación tradicional del periodista puede parecer un poco anticuada. Y es que no se corresponde con el tipo de perfiles profesionales demandados por la industria de la información. Además, en la actualidad la formación de un buen profesional de la información no acaba tras la obtención de su título. Sin embargo, no es lo que se espera de la titulación. Estudiar periodismo permite aprender las bases del oficio, pero deberán consolidarse con la práctica y el desarrollo de otras aptitudes. La diferenciación siempre ha sido clave, pero hoy en día cobra más sentido. La necesidad de adquirir una serie de competencias y habilidades añadidas y ligadas a lo digital es determinante.

Sin embargo, desde el punto de vista de los profesionales esta autonomía en el aprendizaje no debe confundirse con una desvalorización de la carrera universitaria. En 2018, el informe de la FAPE sobre la profesión estableció que el 56% de los periodistas encuestados consideraban que la titulación debería ser obligatoria.

Es evidente que ni dentro del sector existe un consenso sobre la valía actual de la titulación. Hay quienes están de acuerdo con que la calidad de la carrera no es la deseada. También hay quienes la califican de fundamental. Sin embargo, como algunos señalan, no hay que simplificar la formación. Ser periodista no es solo saber escribir y tener un canal en con el que llegar a una audiencia. Es implicación, compromiso y vocación. Valorar el grado en periodismo como un mero trámite para trabajar es un error. La solución, según muchos, sería la regulación de la profesión.

«A todos los periodistas nos gustaría que nuestra profesión fuese regulada. Es algo que venimos persiguiendo y defendiendo desde hace muchísimo tiempo»

FAPE para eldiario.es

Un futuro lleno de oportunidades que acalla los rumores del fin del periodismo

No se puede afirmar que estemos asistiendo al fin de una profesión. El periodismo, aunque muchas veces desprestigiado, es fundamental para el estado democrático. El derecho a la información siempre ha sido confiado a los profesionales. Y estos han respondido con buenas prácticas y compromiso, demostrando que ser periodista es mucho más que saber escribir. Sin embargo, el intrusismo ha contaminado la profesión. Es por ello, que debemos revalorizar el buen hacer y confiar en aquellos que se forman y muestran un claro compromiso con su deber.

Además, aunque algunas oportunidades parecen desaparecer y anticipar un futuro desolador, otros nuevos perfiles profesionales se rigen en el horizonte. La digitalización ha creado nuevos perfiles profesionales, es decir, nuevas oportunidades de empleo. La dificultad está en saber adaptarse a ellas y encontrar el camino correcto para poder aprovecharlas. La universidad tiene un papel fundamental. Sin renunciar a la formación clásica deberá reinventarse para formar a los periodistas del futuro. Son los nuevos perfiles profesionales los que salvarán el periodismo. La sociedad vivirá muchos más cambios, pero la información siempre estará ahí, esperando a los más intrépidos periodistas con un futuro prometedor.

Related posts

Periodismo entre la vida y la muerte. David Beriain

Alfonso Bauluz: «Si quieres hacer periodismo, te tienes que adaptar»

Samuel Gutiérrez Rebato

El auge del periodismo de marca

Irene Alcalá

Leave a Comment