Internet de las Cosas Personalización

Niños y adolescentes: el peligro de las TIC

Ciberacoso

OPINIÓN | Tanto niños como adultos nos hemos acostumbrado a la comodidad de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y otros terminales. Continuamente, las tecnologías avanzan hasta ser fundamentales en la vida cotidiana sin tener en cuenta en muchas ocasiones el peligro que pueden producir. En los distintos ámbitos de la vida cotidiana de los más pequeños, el uso de estos dispositivos sin vigilancia puede ponerles en peligro. Dejar los estudios, cambios repentinos en el comportamiento o incluso en los casos más extremos, el aislamiento social y el suicidio con algunas consecuencias.

Infografía: El ciberbullying en España | Statista

‘Lo que entra en Internet, no sale de Internet’, esto es algo que los niños desconocen creyendo que simplemente con el botón de borrar desaparecerá de la web. Es por ello por lo que éstos deben tener el acceso a Internet restringido en el tiempo, puesto que en edades mas tempranas es más fácil la creación de adicciones a videojuegos u otros contenidos dañinos.

Fuente: El País Twitter

Bien es cierto que existen controles parentales y aplicaciones para evitar que los niños accedan a contenidos inapropiados, pero no siempre son eficaces, pues éstos se pueden vulnerar con extrema facilidad para acceder donde quieran. Lo ideal es que los padres o tutores se encuentren junto a ellos a la hora de entrar a Internet.

Contenidos perjudiciales para menores de edad

Los niños a edades tempranas sienten curiosidad por todo y la mayoría del tiempo hacen preguntas por casi todo. En España sabemos que la educación sexual es muy precaria y son muchos los niños y niñas que se sumergen en la pornografía para aprender sobre el sexo; en la mayoría de las ocasiones también se debe a vergüenza o pudor a preguntar sobre el tema o la negativa a las explicaciones.

Lo que entra en Internet, no sale de Internet

Otro de los hechos que ocurren en la pornografía es el machismo. Hoy en día, la gran mayoría de contenidos pornográficos son destinados a los hombres. En el porno, lo ‘habitual’ es que el hombre ejerza el papel dominante, dejando a la mujer el papel de sumisa. Esto inculca en los menores actitudes machistas y violentas. Esta es una de las principales causas de la violencia de género.

Fuente: VOZ1816 YouTube

los adolescentes en desarrollo, según el Real Instituto El Cano, son las personas con más riesgo a ser manipuladas por entes terroristas; como por ejemplo las yihadistas. Aunque es poco probable que sucedan los reclutamientos online; ya que normalmente se actúa por el círculo de personas que rodean al alistado; existen casos reales de menores que han intentado ser captadas a través de perfiles en las redes sociales, sobre todo Facebook y Tuenti.

Fuente: El Diario Twitter

Páginas y blogs pro-anorexia y pro-bulimia; en los que se fomenta unos hábitos alimenticios muy estrictos que aquellos adolescentes descontentos con sus cuerpos practican para la pérdida inmediata de peso. Se han dado muchos casos de adolescentes (sobre todo niñas) que han fallecido a causa de la desnutrición vinculada a estos contenidos. 

Redes sociales y otras páginas webs

Como hemos visto anteriormente, los principales canales de ciberacoso son las redes sociales y las aplicaciones de mensajería como WhatsApp, en donde se producen insultos, amenazas o difusión de información comprometedora, en muchas ocasiones, por puro ocio de los acosadores.

Contenidos que fomentan la violencia de cualquier tipo, xenofobia, el racismo, la homofobia o la discriminación se encuentran habitualmente en las redes sociales bajo el anonimato; webs con falsos castings y ofertas de trabajo para captar a jóvenes e introducirles en el mundo de la explotación sexual y prácticas y juegos extremadamente peligrosos: vídeos o imágenes sobre modas peligrosas.

Cabe mencionar la violencia de género, peleas e incluso el robo de identidad. En plataformas de vídeo como YouTube o Dailymotion hay colgados cientos de vídeos de contenido violento. También circulan libremente por las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea. 

Pero no solo eso, si un objeto existe, se puede adquirir por Internet, por lo que también puede despertar en los adolescentes ciertas adicciones. Las compras compulsivas online, productos adictivos (calmantes, somníferos, relajantes u otro tipo de medicamentos, productos que contienen nicotina, alcohol y otras drogas), las apuestas y los juegos de azar, pueden llegar a causar graves problemas de ludopatía y otras adicciones.

«Estamos haciendo que niños y adolescentes idealicen la realidad en los juegos»

Marta López, psicóloga en el centro Cuídame Más Hellín, nos habla del peligro y las consecuencias que puede tener el uso de Internet en los menores de edad, cómo influye en la vida cotidiana de los más jóvenes y de la escasa concienciación que tienen los padres de los problemas que puede llegar a causar en sus hijos el uso y abuso de la red sin unas limitaciones ni la adecuada vigilancia, todo ello desde un punto de vista profesional.

Las 50 pruebas del juego de la ballena azul. Fuente: Verne El País

Otras prácticas extremadamente peligrosas

  • El sexting, extendido a todos los grupos de edad, pero con especial vulnerabilidad en los menores de edad. Híbrido entre sex y texting, consiste en el envío de imágenes y videos íntimos a través de aplicaciones de mensajería.
  • Prácticas arriesgadas con vehículos.
  • El balconing, concebido en España, según la BBC, como “saltar a las piscinas desde los balcones de las habitaciones de los hoteles”
  • El chocking game, explica la Asociación Española de Pediatría, es una práctica que consiste en la estrangulación propia o por una tercera persona para lograr sensaciones de placer debido a la Hipólita cerebral.
  • Contenidos que incitan a la autolesión, sobre el suicidio, el efecto que puede causar determinadas drogas… como por ejemplo, el juego de la ballena azul, que consiste en una serie de 50 pruebas en 50 días, entre ellas hacerse cortes o ver vídeos o películas de terror de madrugada. La última prueba consiste en quitarse la vida saltando desde lo alto de un edificio.
  • También los juegos de momo o el ahorcado, con pruebas similares al juego de la ballena azul.

No todo es dañino

En relación con las nuevas tecnologías, existen dos perspectivas: la primera cree que éstas son herramientas con finalidad educativa muy eficaz y la segunda que utilizarla de manera abusiva pondrá en peligro la interactividad y sociabilidad de los menores. 

El aprendizaje en la vida real siempre es más efectivo que el aprendizaje por medio de la tecnología. Lo idóneo es saber qué contenido consumir, pues no es lo mismo ver programas educativos que ver programas de entretenimiento, el efecto es muy distinto. Lo que debe entenderse es que la tecnología se debería utilizar como herramienta de apoyo que se complemente con las tareas en colegios y no como único método de aprendizaje. Su función principal deberá ser la de obtener el equilibrio entre la diversión y la instrucción. 

En definitiva, somos nosotros los que debemos dominar a las tecnologías y no ellas a nosotros, pero tampoco podemos olvidar que las máquinas y la red nos ha provisto de comodidades y entretenimiento que hace apenas unos años eran impensables.

Related posts

Hortaleza, más de tres décadas ejerciendo el periodismo hiperlocal

Alejandro Collantes

La digitalización favorece la personalización de los contenidos

¿Puede un robot sustituir a un periodista?

Irene Ochoa Flores

Leave a Comment