Aula en Red-Acción
Ciberdemocracia Interactividad Redes Sociales Sin categoría

Mito o realidad: La ciberdemocracia en Twitter

¿Ciberdemocracia en Twitter? Fuente: Sputniknews

OPINIÓN | Es innegable que la aparición de las redes sociales nos ha dado una mayor sensación de libertad a la hora de poder expresar nuestras opiniones. Tanto es así, que le hemos catalogado un nombre: Ciberdemocracia. En especial Twitter, que desde su creación en el año 2007, logró un gran número de usuarios, concretamente hasta más de 290 millones en 2019 según Statista. Sin embargo, con los años, esa pluralidad se ha visto cuestionada por diversos sucesos recientes: Suspensión de cuentas de forma sesgada de usuarios, aplicación de las reglas de Uso de Twitter de manera cuestionable por la plataforma… ¿Es un mito o una realidad que la ciberdemocracia esté presente?

Cómo trabaja Twitter, los problemas que acarrea y contradicciones

Twitter trabaja con algoritmos basados en la actualidad y la relevancia de los tweets, el compromiso del usuario a la hora de publicar contenido, los posibles archivos multimedia y en el número de seguidores. Aparte de eso, Twitter tiene establecidas unas Reglas de Uso. Prácticamente, a la hora de crear un usuario, el internauta está «firmando» un contrato con la empresa privada. Un «contrato» que pone en cuestión la supuesta pluralidad de la que presume la red social.

Aunque ya hay otras redes sociales que sufren este mismo problema, es cierto constatar que las cuestiones relativas a este contrato trascienden más allá de su propio ámbito. Por ejemplo, la suspensión de la cuenta del ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el pasado 8 de enero.

Twitter suspendió la cuenta de Trump
Imagen actual de la cuenta de Donald Trump, @realDonaldTrump, tras ser suspendida por Twitter Safety

Es cierto que el ex presidente tuvo cierta polémica con el Asalto al Capitolio, y quizá algunos mensajes estuvieran fuera de lugar. No obstante, Trump se disculpó e instó a los manifestantes a retirarse del Congreso. Aún así, no solo Twitter, sino que también Facebook le ha suspendido su cuenta, y sigue en ese estado a día de hoy.

No obstante, en un caso similar, el presidente de Colombia, Iván Duque, ha puesto una recompensa de 10 millones de dólares para todo aquel que entregue a los promotores de las protestas actuales en el país. Un mensaje que se puede interpretar como una incitación a la violencia según las propias Reglas de Uso de Twitter, que, sin embargo, no tiene sanción ninguna por la plataforma. ¿Ciberdemocracia para todos o solo para algunos?

Tweet de Iván Duque ofreciendo una recompensa para entregar a los promotores de las polémicas protestas en el país. Fuente: @IvanDuque

Y ese no es el único problema que tiene actualmente la red social. Los algoritmos que hemos visto antes, que estarán diseñados para que prevalezcan las Reglas de Uso, por alguna razón, restrigen incluso la labor informativa. Por ejemplo, los compañeros de la sección de verificación de Aula en Red – Acción, en su cuenta de Twitter, no pueden poner la palabra «verificación» debido, posiblemente, a algún algoritmo. La acabaron sustituyendo por «comprobación».

Muestra gráfica del suceso en el Perfil de la Sección de Verificación. Fuente: @Ara_veri

Son pequeñas muestras de que la ciberdemocracia está más que puesta en entredicho por la plataforma. Ante esto, debemos pensar soluciones.

¿Qué podemos hacer para mantener la ciberdemocracia?

Aunque la aparición de estas redes sociales nos ha abierto un abanico importante de posibilidades, ese abanico se puede ver restringido. Twitter, Facebook o Google ya son multinacionales tan grandes que cualquier legislación de cualquier país no las afecta. Actualmente, es complicado competir o defenderse de unos entes ya alejados de las juridicciones nacionales, y además que millones de personas usan las redes sociales para informarse.

Hemos llegado ya al punto de que puede llegar a dificultar la labor informativa, como hemos podido ver anteriormente. De momento, no es la tónica general, aunque deberemos estar atentos tanto usuarios, como periodistas.

Aunque ya países como Hungría o Polonia ya han puesto en marcha proyectos legislativos para ejercer su soberanía en redes, sigue sin ser suficiente, aún siendo un buen punto de partida. En primer lugar, considero que debemos tomar conciencia de estos hechos. Y en segundo, tomar precauciones y asumir que Internet no es tan plural como nos pensábamos. Incluido Twitter.

Ciberdemocracia en Twitter: ¿mito o realidad?

Twitter es, al final del día, una empresa privada que impone sus intereses en su propia plataforma. También impone sus límites, incluyendo a la ciberdemocracia y libertad de expresión. Con lo cual, considero que la ciberdemocracia existe, pero hasta cierto punto. Un punto que marca la red social creada por Jack Dorsey.

Por último, me gustaría parafrasear a René Descartes con su famosa afirmación : «Pienso, luego existo». En estos tiempos, solamente decirles que, tristemente, primero piensen, y luego tweeteen.

Related posts

El periodismo, ¿al servicio político?

Silvia Alonso

¿Ciberfascismo o ciberdemocracia?

Jaime Serra: “Diría que fui periodista y que actualmente soy artista”

Leave a Comment