Aula en Red-Acción
Multimedia Propiedad Intelectual

Lizette Martínez: “Deberíamos respetar el trabajo de los profesionales sin necesidad de que nos amenacen con sanciones”

ENTREVISTA | La propiedad intelectual es el derecho que una persona tiene a decidir sobre cómo se utilizarán sus creaciones y, sobre todo, cómo se difundirán. Además, este autor tiene una compensación económica si alguien decide utilizar sus obras.

Todo parecía más fácil de gestionar hasta que llegó Internet y con él, las redes sociales. La propiedad intelectual en Internet hace referencia al derecho que el creador tiene para decidir cómo se utilizará su trabajo en la red.

Los periodistas han encontrado en Internet una gran fuente de información, pero en ocasiones, parecen olvidarse de la Ley de Propiedad intelectual que protege este derecho. Son numerosos los casos en los que los periodistas han utilizado imágenes de fotoperiodistas sin nombrar al autor de las mismas. Sin embargo, la controversia llega en el momento en el que los periodistas cogen estas informaciones u imágenes de perfiles públicos. Redes sociales como Instagram, Facebook o Twitter, mediante sus políticas de privacidad, obligan a que el autor acepte el uso que terceros puedan dar de sus imágenes. Para simplificar este concepto puedes visualizar el siguiente vídeo.

Si aún tienes dudas sobre lo que es la Propiedad Intelectual, quizá estos hilos de Twitter puedan ayudarte:

https://twitter.com/edcafeleche/status/1159103802114564097

Relacionado con este asunto hablamos con Lizette Martínez Valerio, periodista, profesora, experta en comunicación social y, más concretamente, en la línea de investigación de redes sociales y los medios en Internet. Lizette nos brinda su opinión sobre la Propiedad Intelectual y, específicamente, la propiedad intelectual en Internet.

Lizette Martínez Valerio

P: En primer lugar, ¿cree que el periodismo está bien protegido gracias a la propiedad intelectual?

Legalmente está protegido. Sin embargo, con internet, la legislación se va quedando obsoleta continuamente, y no se evoluciona con la velocidad necesaria. 

P: La propiedad intelectual limita en cierto modo la inmediatez, ya que, solicitar permisos puede perjudicar la rapidez a la hora de difundir información. ¿Cree que, en este caso, la propiedad intelectual perjudica al periodista limitando sus funciones?

La inmediatez es una de las características del periodismo, pero es sólo una. Es verdad que en la actualidad es lo que más prima a la hora de informar, y no debería. Las funciones del periodista van mucho más allá que el ser el primero en sacar una información. No somos tuiteros, somos periodistas, para eso estáis estudiando una carrera. 

P: Según mis investigaciones, Instagram, Facebook, o Twitter, tienen en sus condiciones de uso una cláusula en la que aclaran que no se apropiarán de los derechos de autor de nada de lo que se publique, pero, al aceptarlas, sí que autorizas a que otros usuarios puedan utilizar tu contenido dentro de la propia red social y puedan divulgarlas por la misma a su gusto. 

En su opinión, ¿qué merece más la pena: subir a las redes sociales sus investigaciones periodísticas para difundirlas y darse a conocer (a sabiendas de que está regalando esas informaciones gratuitamente) o vender sus informaciones a otros medios y recibir compensaciones económicas por ellas? 

Es un dilema en el que ya nos puso Facebook desde hace muchos años, y más de una década después, seguimos sin resolverlo. Creo que en el punto medio está la virtud. Es decir, los periodistas no podemos vivir de espaldas a las redes sociales, pero tampoco debemos caer en rendirnos completamente ante ellas. La audiencia está ahí, nos guste o no, por lo tanto, debemos ir ahí a buscarla. Sin embargo, no debemos olvidar que detrás de los contenidos que consumimos en internet hay personas de carne y hueso que comen, pagan una vivienda, la luz y un largo etcétera. No sólo necesitan cobrar por esa razón, también, y, sobre todo, porque su trabajo es tan valioso como el de un informático o el de una bióloga. 

P: En EE. UU. hubo un caso muy mediático en el que el fotoperiodista Daniel Morel denunció a dos agencias de prensa. El motivo fue que ambas se lucraron económicamente de fotografías que el profesional tenía publicadas en su cuenta de Twitter. Las utilizaron sin la autorización del fotógrafo y sin mencionarle siquiera como autor de ellas.  

¿Cree que la llegada de Internet hace que los periodistas no actúen correctamente por ser desconocedores de las leyes o actúan así por qué, en muchas ocasiones, las sanciones son mínimas en comparación con los beneficios que consiguen saltándose estas normas?

Evidentemente, lo segundo. Los periodistas no desconocen las leyes. No las desconocéis vosotros los estudiantes de Periodismo, como para que unos profesionales lo hagan. El problema es el que comentaba en la primera respuesta, las leyes van siempre por detrás de la realidad online. Deberían ser más flexibles y ágiles, lo mismo que el sistema judicial. Porque no es sólo que las sanciones sean mínimas, sino que muchas veces el pelear por tus derechos resulta un proceso tan farragoso que incluso ni siquiera se denuncia. 

P: ¿Cree que las redes deberían cambiar sus políticas en el caso de las obras periodísticas para que estos profesionales de la comunicación no se vean afectados a la hora de compartir sus publicaciones y perder así sus derechos de autor?

Related posts

Claves para el desarrollo de un buen diseño de cibermedios

Emanuel Jimenez Medina

La información instantánea

Maria del Carmen Mavuidi Nsukisa

La falta de accesibilidad de las redes sociales

Sandra Gil Guerra

Leave a Comment