Aula en Red-Acción
Personalización Vigilancia

¿Libertad de expresión? Elon Musk compra Twitter

Elon Musk Twitter

OPINIÓN | Elon Musk ha llegado a un acuerdo para comprar Twitter y ha abierto el debate sobre la libertad de expresión en la plataforma.

Desde que comenzaron los rumores de la posible compra de Twitter, muchos han sido los que han expresado su inquietud ante los posibles planes del próximo nuevo dueño para la red social. Elon Musk siempre se ha definido como un “absolutista de la libertad de expresión”.

Hace alusión a la ley, pero Twitter está presente en muchos países, y es imposible ajustarse a la legalidad de cada uno de ellos. Es de prever que se ajustará a la libertad de expresión en EEUU, recogida en la Primera Enmienda de su Constitución:

“La primera enmienda garantiza que el Congreso no puede crear ninguna ley que establezca una religión oficial o prohibir el libre ejercicio de una religión en particular. Esta enmienda protege la libertad de expresión, de prensa, de reunión, y el derecho de solicitar al gobierno compensación por agravios”.

Constitución de EEUU. Página oficial de La Casa Blanca.

Pero, ¿justifica esta búsqueda de la libertad de expresión máxima los bulos y la desinformación? Hemos visto como en los últimos años, a raíz de la pandemia, Twitter ha vinculado la información sobre esta a fuentes oficiales, bloqueando información falsa.

“La persona que publica un vídeo diciendo que dejes la quimioterapia y comas almendras amargas no está cometiendo un delito contra la salud pública en la inmensa mayoría de los países y tampoco en España. Esa persona lo que está haciendo es mover un contenido dañino”.

Carlos Hernández Echevarría, jefe de Políticas Públicas de Maldita.es

Censura

Twitter si actúa cuando los mensajes incitan al odio. Así ocurrió con Donald Trump, al que cerraron la cuenta tras sus comentarios sobre los incidentes en El Capitolio en enero de 2021. De hecho, el ex presidente de Estados Unidos creó su propia red social, Truth Social, que llegó a superar a Twitter en la App Store.

El propio Elon Musk dijo que esta nueva red social existe «porque Twitter censuró la libertad de expresión».

App Store de Apple.

La pregunta ahora es sí no permitir la difusión de este tipo de mensajes constituye un acto de censura.

Desde un punto de vista literal de la censura, sí que lo es, ya que no te permiten expresar lo que quieres porque al censor no le parece correcto. Y es esta concepción radical la que se espera que llegue a Twitter con la entrada de Elon Musk en la compañía.

«La libertad de expresión significa cosas diferentes en distintos lugares. Lo que Musk propone es libertad sin responsabilidad»

Robin Mansell.
Profesor de Nuevos Medios e Internet en la London School of Economics and Political Science.

A pesar de todas estas especulaciones sobre los posibles cambios en la permisibilidad de la plataforma con ciertos mensajes, debemos tener en cuenta que la nueva Ley de Servicios Digitales aprobada por la Comisión Europea puede que no le permita modelar la red social a su antojo.

Fin del anonimato

Otras de las medidas que puede tomar el nuevo dueño de Twitter es poner nombre y apellidos a los usuarios de la red social con el objetivo de acabar con los bots y el spam.

Personalizar cada cuenta en Twitter presenta varios problemas. Primero, que se tendría una persona física a la que atacar cuando esta emite mensajes u opiniones que no nos gustan. Esto provocaría que aquellos que tienen menos recursos y utilizan esta red social desde el anonimato para evitar represalias vuelvan a estar sometidos por aquellos con más recursos.

Segundo, se reduciría en gran medida el activismo tanto político como sindical. El sindical en el sentido de que todas las empresas hacen una búsqueda en internet de sus trabajadores o candidatos, por lo que la expresión de ciertas ideas podría suponer un problema y una razón para la empresa de no contar con determinados perfiles. 

En cuanto al activismo político, obligando a la identificación solo se perjudica a aquellos que en regímenes autoritarios quieren participar del debate público de internet, expresar opiniones contrarias a las del gobierno o exponer lo que sucede en sus países. En definitiva, esta posible medida solo agravaría la censura que se pretende erradicar.

Elon Musk habla en TED sobre la posibilidad de comprar Twitter.

Más allá de los posibles cambios en la política actual de Twitter, todavía está por ver que la compra de una red social como Twitter, una plaza pública como el mismo la define, por parte de uno de los hombres más ricos del planeta garantice una mayor libertad de expresión y menor censura.

Related posts

La digitalización favorece la personalización de los contenidos

Las deepfakes llegan a los anuncios de TV

Los nuevos límites de la prensa hiperlocal

Leave a Comment