Actualización Verificación

Poner fin a las fake news para la libre opinión de los jóvenes

Imagen de depositphotos, ilustración de ordenador con periódicos y fake news.

OPINIÓN | ¿Es importante poner fin a las fake news para la libre opinión de los jóvenes? ¿Las fake news afectan a la opinión pública de los jóvenes? Esta claro que existe un gran impacto de las redes sociales en la sociedad. Sobre todo en el ámbito de la información y el periodismo. Esto se debe a que cada vez sea más sencillo la viralización de las noticias falsas, conocidas como fake news. Lo cierto, es que la divulgación de este tipo de noticias provoca un gran circulo de desinformación.

Es complicado ponerle fin, ya qué a pesar de que los métodos de verificación estén en aumento, los bulos siguen surgiendo cada día en estas plataformas. Esto supone un gran problema para la opinión pública, sobre todo para la opinión de los más adolescentes. Podríamos decir que las fake news manipulan la opinión publica de todos ellos. Y por ello poner fin a las fake news para la libre opinión de los jovenes, es esencial. Aunque, son muchos los factores que afirman que las personas de entre 15 – 24 años sean las más afectadas.

¿Qué son y que es considerado una fake news?

Es considerada una fake news, aquella noticia que incluye información falsa, manipulada o no veraz. El principal objetivo del que divulga este tipo de noticias es querer engañar o confundir al público. Pero no es así en todas las ocasiones. Hay muchas veces que se difunden bulos sin ninguna intención dañina. Simplemente se ha retwitteado esa noticia con el pensamiento de que se trataba de una información veraz.

Imagen de depositphotos por el autor georgejmclittle sobre un ordenador detención de fake news

Además, es importante saber que este tipo de informaciones falsas siempre han existido en los medios de comunicación. Muchas de estas han marcado al mundo del periodismo. Sin embargo, la era digital ha supuesto un cambio en la forma que tiene el público de acceder y difundir nuevas informaciones. Twitter o Tik Tok son dos de las plataformas más usadas como medios de comunicación. Tanto periodistas como personas no dedicadas a la comunicación hacen uso de sus perfiles para publicar información. Esta claro, que la mayoría de los jóvenes tienen un perfil en redes sociales y por ello acceso a todo lo que se publica. Por eso ellos son los principales afectados. Es una generación que ha nacido con las nuevas tecnologías al alcance de la mano. Por ello todo lo que se publica en las redes les influye en sus opiniones y en la forma de actuar.

La posibilidad que ofrecen las nuevas plataformas digitales de poder publicar cualquier opinión o gusto y que se difunda a un gran número de personas de una forma super sencilla, ha provocado que muchos encuentren en estas, la forma de informarse sobre los hechos que están sucediendo a nuestro alrededor. Y que por lo tanto les sirva como un nuevo buscador de noticias de actualidad. Pero no es tan raro, que utilicen las redes para obtener información, ya que es una consecuencia natural de vivir pegados a ellas. Es por eso por lo que encontrarse con noticias falsas suele ser muy habitual.

Aunque las redes sociales generen muchas fake news, también pueden servir para algo bueno. En este caso existen numerosos perfiles en redes que están dedicados a destapar los bulos que se divulgan. Son llamadas organizaciones anti-desinformación y en este caso, el perfil en Twitter de Cazadores de Fake News, se dedica a este tipo de proyectos para las informaciones que nacen sobre Venezuela.

Según el estudio sobre el impacto de las ‘fake news’ en España que realizó Simple Lógica, al menos ocho de cada diez españoles no saben diferenciar las noticias reales y las fake news. Además, en este mismo informe se aseguraba que este año, la mayoría de las noticias que se consumirían serían informaciones falsas.

Pero ¿Por qué afecta a la opinión pública de los jóvenes?

Son muchos los estudios que se han realizado acerca de esta hipótesis, en la que los jóvenes salen como los mayores perjudicados a la hora de consumir este tipo de bulos que corren por Internet. Esto se debe a que los jóvenes son los que mayor uso hacen de las nuevas plataformas en comparación con el resto de la población. Al menos el 41, 6 % de los jóvenes utilizan las nuevas tecnologías para informarse, según el estudio de investigación sobre Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes.

Además, la sencillez de los nuevos modelos de comunicación ha provocado que los jóvenes apenas consuman los medios tradicionales como la televisión, la radio o la prensa. Aunque muchas veces se mantiene un seguimiento de las noticias a través de las versiones digitales de los medios, el modelo favorito sigue siendo el consumo de información a través de las redes sociales.

Iván Álvarez Horcajo, joven periodista y redactor de artículos en Sexto Anillo, considera que las redes sociales son actualmente uno de los principales medios de comunicación, gracias a su inmediatez. Aunque muchas veces, se corre el riesgo de que se generen grandes viralizaciones de noticias falsas y esto afecte a la opinión pública de la sociedad. Siendo los jóvenes los principales afectados puesto que tienen menos desarrollada la capacidad de pasar por filtros todo lo que les llega.

Además, se considera que la gran mayoría de jóvenes son incapaces de identificar cuando se trata de un bulo y cuando es una noticia real. Considero que se debe a que hay un gran numero de usuarios pasivos en redes sociales, que no tienen intenciones de conocer el trasfondo de las noticias que se publican. Esto se debe a que son sujetos que solo miran lo que se publica y que les basta con leer el titular de una noticia para clasificarlo como una noticia veraz y relista o incoherente.

En mi opinión, lo ideal sería que la mayoría de los jóvenes contrastarán y cuestionasen cualquier tipo de información. Hoy en día, existen muchas herramientas que ayudan a la verificación de noticias, que les permitirán saber todo lo que se ha publicado acerca de ello y de esta forma poder crear sus propios juicios de valor y por ende su opinión.

Es importante tener en cuenta que tener un pensamiento crítico influye a la hora de cuestionar informaciones que se divulgan por Internet. En este caso, los jóvenes admiten que un 75 % afirman no tener información que les ayude a un desarrollo de su pensamiento crítico y por ello el impedimento de hacer una valoración o cuestionamiento de todo lo que les lleva por las redes sociales. En este caso, muchos de los jovenes se encuentran en un estado de maduración y desarrollo para formar un criterio propio y maduro. Es por ello por lo que no solo el uso que hacen de las redes sociales es un factor importante, sino el grado de maduración que han desarrollado.

También existe un cierto criterio basado en que los jóvenes dedicados a la información y que han estudiado periodismo o algo relacionado con la comunicación tienen una mayor facilidad de distinguir las noticias falsas. Según encuestas realizadas a jóvenes sobre las fake news, son los estudiantes de periodismo los que principalmente hacen un uso de redes sociales para seguir a los perfiles de los medios tradicionales, mientras que el resto se informan en su mayoría solamente por las redes sociales. En mi opinión como estudiante de periodismo, las redes sociales sirven como un gran fuente de información. Sin embargo, no se debe hacer uso como la principal fuente. Los que nos dedicamos a esto es que tenemos una capacidad de cuestionamiento mucho más desarrollada, debido a nuestra etapa universitaria.

¿Son las organizaciones de verificación y el fact-checking la solución para frenar las fake news?

Cada vez más gente es victima del fenómeno de la desinformación. Muchos otros prefieren omitir que todo lo que viene de Internet y redes sociales necesita pasar para descartar bulos. Es fundamental, poner fin a los bulos que corren por redes puesto que influye de forma negativa a la opinión de la gente joven. Pero no solo la educación es clave para que los adolescentes desarrollen un espíritu crítico. Además, considero que es de vital importancia incentivar el interés de los jóvenes por la información veraz, por recibir noticias reales. Que encuentren una motivación de contrastar noticias y no conformarse con lo que leen en redes sociales. Deberían de implicarse más en la forma de informarse, de todos los jóvenes depende el cambio.

Además, ahora se han desarrollado nuevos métodos para detectar bulos y fake news. Se trata de organizaciones que se encargan de verificar la información tanto de redes, medios tradicionales y aplicaciones con chats como WhatsApp. En España, son tres organizaciones principales: Matilda.es, Newtral y EFE Verifica. También, existen más de 300 plataformas dedicadas al fact-checking y muchos profesionales de la información especializados en el periodismo de verificación.

Vídeo publicado en YouTube de la Agencia EFE sobre que es el fact-checking

Por lo tanto, no solo es necesario la existencia de estas organizaciones y de la inteligencia artificial , sino de un buen sistema educativo que ponga en auge un buen pensamiento crítico en los jóvenes. Aunque es complicado poner fin a la desinformación, puesto que aunque hoy en día se pueden verificar los bulos, sale de nuestra intención hacerlo o no. Depende de todos ponerle fin y por ello todos debemos remar en una misma dirección, para poner fin a el propagamiento de las fake news.

Acerca del autor

+ posts

Related posts

Jesús Espinosa: “La desinformación se nutre de nuestro botón de compartir”

La estrecha relación del espionaje con el periodismo de datos

‘Fact-checkers’: ¿Quiénes luchan contra las noticias falsas en España?

Leave a Comment