Aula en Red-Acción
Ciberdemocracia Interactividad

Las ‘fake news’, el mayor perjuicio para la estabilidad de la ciberdemocracia

Imagen que simboliza las ‘fake news’ publicadas en las redes sociales, uno de los aspectos más nocivos de las propias redes sociales y la web 2.0 y que supone una amenaza para la estabilidad democrática en casos extremos | Fuente: Olhar Digital

REPORTAJE | La aparición de Internet y de las redes sociales han revolucionado el ámbito informativo y comunicativo. Las características de la Web 2.0 https://madridnyc.es/10-caracteristicas-esenciales-de-la-web-2-0/ han generado nuevas formas de comunicación y de información. Las propiedades de la Web 2.0 permiten a las personas que utilizan Internet y las redes sociales comunicarse e interactuar de una manera más cercana con los representantes políticos, por ejemplo. Los medios de comunicación se han definido siempre como el «cuarto poder» de un sistema democrático. Sin embargo, las redes sociales, a diferencia de los medios de comunicación, permiten a todos sus usuarios informarse inminentemente de cualquier hecho. También, las redes sociales posibilitan que cualquier usuario pueda expresar sus opiniones sobre cualquier asunto de interés general.

¿Qué es la ciberdemocracia?

El sistema democrático se ha consolidado en muchos países del primer mundo gracias en parte a la aparición de Internet, de la Web 2.0 y de las redes sociales. La ciberdemocracia es la actividad del usuario en la red, que le permite expresar sus opiniones y valoraciones. Una de las características más importantes de la ciberdemocracia es la interactividad que existe en Internet y las redes sociales, incluso con políticos.

La ciberdemocracia posee cuatro rasgos fundamentales, exigibles para que cualquier asociación sea considerada como una democracia. Esas cuatro cualidades son la participación efectiva, la igualdad de voto, el logro de una comprensión ilustrada y la inclusión de los adultos. La participación efectiva alude a que los ciudadanos en la actualidad pueden manifestarse de manera inmediata en las redes sociales. Sin embargo, los ciudadanos de a pie tienen muchas complejidades a la hora de expresar sus reflexiones en los medios de comunicación de masas. En lo que respecta al segundo rasgo, la igualdad de voto es efectiva en las redes sociales, ya que éstas han fomentado la igualdad entre todos los usuarios.

Imagen que representa la relación simultánea entre las redes sociales y la ciberdemocracia | Fuente: Crónicas Revista

Las encuestas realizadas en redes sociales por diferentes medios de comunicación digitales estimula el crecimiento de la ciberdemocracia. Por ejemplo, ‘El País’ empleó los resultados de una encuesta realizada en Internet por ‘Metroscopia’. El objetivo de esta encuesta era obtener una muestra representativa de cara a los posibles resultados electorales de las elecciones que se celebrarán el 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. La ejecución de esta encuesta tenía como finalidad fomentar las valoraciones entre la opinión pública respecto a estas elecciones autonómicas. https://elpais.com/espana/elecciones-madrid/2021-04-27/ayuso-dobla-sus-resultados-de-2019-pero-necesita-a-vox-para-gobernar.html

La ciberdemocracia, ¿la mayor amenaza de los medios de comunicación de masas convencionales?

La irrupción de Internet en la última década del siglo XX y la consolidación de las redes sociales en la segunda década del siglo XXI ha provocado una serie de transformaciones. La variación más importante es que el control de la opinión pública que tenían los medios de comunicación de masas ya no es de la misma intensidad debido al afianzamiento de las redes sociales.

Para que la ciberdemocracia se instale de manera correcta en un sistema democrático, es necesario que se produzca una participación ciudadana plena, basada en la igualdad de condiciones y en las resiliencia de los poderes fácticos. Los medios de comunicación no son proclives a los movimientos populares por cuestiones publicitarias y empresariales. Sin embargo, la irrupción de las redes sociales han supuesto un obstáculo para los medios de comunicación de masas en su oposición a los movimientos sociales.

Las redes sociales permiten el intercambio de la información y de opiniones entre sus usuarios, lo que ayuda a estimular la interconectividad social y la opinión pública. Las diferentes perspectivas políticas transmitidas en las redes sociales y en Internet favorecen al sistema democrático. Además, las redes sociales es un factor positivo para la democracia, debido a que se pueden conocer todas las posturas políticas. Los ciudadanos, conociendo todas las alternativas políticas, pueden ejercer sus derechos democráticos plenamente y con garantías. Las redes sociales, a diferencia de algunos medios de comunicación de masas, especialmente de ente privada, garantizan la permanencia de la libertad de expresión y el derecho a la información.

¿Se han convertido las redes sociales en un elemento perjudicial para el correcto funcionamiento de la democracia?

Los ciudadanos, a partir de las redes sociales, pueden interactuar con otros usuarios, lo que permite una democratización de la información, que difícilmente se puede producir en otros medios de comunicación. La principal ventaja del ciberperiodismo es la interactividad, que no existe en medios de comunicación de masas tan populares, como la televisión o la radio. Las redes sociales y el periodismo digital han provocado una transformación en los usuarios. Los internautas han pasado de ser lectores pasivos a opinar, enjuiciar y transmitir las valoraciones de diferentes sucesos que se producen en la sociedad, concretamente en el ámbito político.

El periodismo digital y las redes sociales han contribuido a la sobreabundancia informativa, lo que se traduce en el empoderamiento de la información por parte del ciudadano. La profusión informativa se ha conseguido gracias a las redes sociales y al periodismo digital. Por consiguiente, esta abundancia informativa ha derivado en la democratización de las instituciones y mayores derechos para los ciudadanos.

Los medios de comunicación convencionales, desde la aparición de la digitalización informativa, están en el centro de la crítica social. Los medios de comunicación habituales, como la radio o la televisión, apenas han innovado para mejorar la retroalimentación por parte de sus receptores. Sin embargo, la inclusión de opiniones, valoraciones e informaciones en las redes sociales han originado diversos contratiempos para los medios de comunicación de masas. El problema en la actualidad no es la escasez informativa, sino la abundancia de información, lo que ha motivado en la irrupción de las ‘fake news’.

¿Son las ‘fake news’ nocivas para la estabilidad de la ciberdemocracia?

Las redes sociales se han convertido en el medio de comunicación política por excelencia. La influencia de las redes sociales e Internet ha causado que en las propias redes sociales se transmitan informaciones manipuladas y que no tienen veracidad. Muchas personas en la actualidad, cuando quieren conocer alguna noticia, no buscan esa información en la radio o la televisión. Actualmente, muchos ciudadanos acuden a las redes sociales para informarse, ya que, para ellos, la búsqueda es mucho más sencilla.

Imagen que escenifica las ‘fake news’ que son publicadas en Internet y que pueden suponer, en algunos casos, una amenaza para la ciberdemocracia | Fuente: MacLucan

El 65% de las personas de la población mundial acuden a las redes sociales como primera fuente para informarse sobre un determinado suceso o acontecimiento. Según muchos periodistas, el empleo de las redes sociales como fuente primaria de información incurren en un riesgo. Este peligro se debe a que no hay señales de que informaciones publicadas en Internet o redes sociales se hayan contrastado o sean veraces.

Declaración de Jorge Gómez, Docente de Máster en Periodismo de Datos y Fact-checking, sobre los peligros de las ‘fake news’, publicadas en Internet y las redes sociales, que, a su vez, pueden ser perjudiciales para la democracia, concretamente para la ciberdemocracia

En concreto, la población juvenil prioriza a las redes sociales como su fuente informativa por delante de los medios de comunicación convencionales. Este hecho ha motivado que en los últimos años hayan incrementado las difusiones de informaciones falsas. Además, muchas personas se creen esas informaciones fraudulentas, ya que no contrastan esas informaciones con otras fuentes informativas más veraces. La difamación de determinadas informaciones incrementan la incitación a una serie de comportamientos, perjudiciales para la democracia.

La polarización social, un factor causado por las ‘fake news’ y que puede poner en riesgo la persistencia de la ciberdemocracia

Las redes sociales permiten el acceso a una determinada información de manera inmediata. En cambio, también se han postulado como la mayor herramienta de la polarización y la confrontación social, especialmente entre la población juvenil. El enfrentamiento social, generado por las ‘fake news’ difundidas en las redes sociales, se produce mayoritariamente en la población juvenil y adulta. Sin embargo, esa confrontación social se produce con mucha menos intensidad entre los ciudadanos más mayores, motivado por la brecha digital.

Las ‘fake news’ están poniendo en riesgo el libre flujo de la información, la libertad de expresión y el derecho a la información. Esta amenaza, generada por las ‘fake news’, se debe a que una colectividad social puede difamar, ocultar o realizar falsas acusaciones. Esas difamaciones se filtran para desligar una información, que puede afectar la imagen de esa corporación social. La difamación informativa que puede generarse en las redes sociales se debe al grado elevado de divulgación comunicativa que han adquirido las redes sociales.

Declaraciones de Javier Pérez, psicólogo experto en comunicación y habilidades sociales, sobre qué efectos pueden provocar las ‘fake news’ en la ciberdemocracia y en una organización concreta

Sin embargo, la difusión de bulos en determinadas secciones noticiosas, como la política o la sociedad, pueden generar efectos negativos en la democracia. Estas causas negativas pueden repercutir en la cohesión social y en la amenaza a la estabilidad política y ciberdemocrática. La Estrategia de Seguridad Nacional de España ha incluido por primera vez las «campañas de desinformación» para concienciar a los jóvenes de los peligros que incurren una mala desinformación. En muchas ocasiones, la mala desinformación está generada por el deficiente uso de las redes sociales. Estas «campañas de desinformación» pretende erradicar con los bulos informativos publicados en las redes sociales.

Related posts

Tik Tok acusado de discriminar a gordos, feos y pobres

Juan Carlos I, el pasado más presente de la historia española reciente

Javier Espinar

La Inteligencia Artificial, un arma de visibilización

Carolina López

Leave a Comment