Aula en Red-Acción
Horizontalidad

Las amenazas de periodismo actual

OPINIÓN | Es evidente que el periodismo ha ido evolucionando y transformándose en lo que conocemos hoy en día. La definición que grandes comunicadores han otorgado a esta profesión a lo largo de la historia, queda ahora obsoleta y escueta. El periodista se ha convertido en un editor, investigador y rectificador de flujos de información masiva. Más allá de la tarea de recolectar, redactar y distribuir una información concreta, el nuevo periodista conlleva una tarea multidisciplinar. Una tarea en la que entran en juego la tecnología, los contenidos multimedia y las redes sociales entre otras. Existe una amplia variedad de vertientes del periodismo y nuevas formas de distribuir y hacer llegar la información. Nos enfrentamos a un nuevo paradigma comunicacional donde la relación del público con los medios ha pasado a ser bidireccional, fluida e interactiva. Sin embargo, este nuevo universo en constante cambio, trae consigo diferentes retos a los que los nuevos periodistas deben enfrentarse.

Fuente: TEDxLeón

El oficio periodístico es uno de los más demandados del momento. Según el Informe de la Profesión Periodística del año 2019, la cifra de periodistas titulados en España supera los 100.000. Sin embargo, la situación laboral del periodismo está sumamente afectada por la tasa de desempleo. Los flujos de información masivos, constantes e inmediatos junto con el intrusismo laboral son también nuevas barreras y amenazas para el ejercicio del oficio periodístico. Y es que cualquier persona con un dispositivo con el que conectarse a internet puede generar información. Prevalece la inmediatez por encima de la veracidad. Esto se traduce en numerosos ejemplos de contenidos o informaciones que se viralizan a través de internet en cuestión de minutos y los usuarios comparten sin contrastar. En este sentido, cualquier persona puede ser «periodista» en cierto modo, al menos en el ejercicio de hacer llegar información al público receptor.

Una sociedad despreocupada con el periodismo

Vivimos en un mundo muy convulso y cambiante. La realidad demuestra que el periodismo se ha desprestigiado, ninguneado e incluso se mira con sentimiento de odio y rechazo. No hay más que asomarse a la actualidad y contemplar cómo periodistas desplazados a Cataluña reciben incesantes abusos por parte de la población. La figura profesional del periodista no se respeta e incluso se tacha a los informadores de ser portavoces de fuerzas políticas. Por alguna razón, la gente desconfía del periodismo y de su labor. Esto hace que ser periodista en los tiempos que corren sea una tarea más ardua que antes. Los periodistas deben y merecen a atraer de nuevo el respeto y la profesionalidad con la que fueron tratados algún día.

Fuente: elDiario.es

¿Sigue siendo necesaria la figura del periodista?

La respuesta es indudable. Una sociedad sin un periodismo de calidad es una sociedad vacía. A pesar de las nuevas tendencias, la labor incesante de los periodistas permite a la sociedad asomarse hacia el mundo que le rodea. El buen periodismo (y el malo también) es capaz de crear un pensamiento crítico en cada individuo sobre los temas que se abordan en una información. Los periodistas son los testigos que interpretan la realidad. Un periodista es capaz de abandonar ideologías y pensamientos de cualquier índole para acercarse con detenimiento y crítica a la verdad. Es cierto que actualmente cualquier persona puede producir información de cualquier tipo y distribuirla por distintos canales. Todos estamos irremediablemente conectados a causa de las nuevas tecnologías y todos formamos parte de un conglomerado inmenso de comunicación. Sin embargo, no todo vale. La información de calidad es aquella que producen los medios de comunicación, formados por una plantilla de profesionales comprometidos con su trabajo.

Related posts

Los «grandes» no se quedan atrás: así son los clubes de fútbol en redes sociales

Birdwatch, la verificación en manos de los usuarios

Maria Gil

Un nuevo periodismo más cómodo

Paula González

Leave a Comment