Personalización Vigilancia

La Tauromaquia censurada en redes sociales

captura contenido delicado

OPINIÓN I La Tauromaquia como disciplina cultural está más en duda que nunca. Existe una guerra muy abierta y con diferentes argumentos entre taurinos y antitaurinos. Esta disputa en la actualidad en este mundo hiperconectado en el que vivimos, se ha trasladado a las redes sociales. En los últimos tiempos las redes sociales se han censurado contenido taurino, en diferentes cuentas de medios como El Mundo o el cierre de canales taurinos en YouTube.

Los primeros casos de censura

Desde el año 2020, en plena pandemia, hubieron casos en los que las imágenes relacionadas con espectáculos taurinos han sido censuradas. Uno de los casos más sonados fue el de la plataforma audiovisual Vimeo. Este portal de videos eliminó las cuentas de los medios taurinos como Aplausos, Mundotoro y Burladero. Además, también desaparecieron las cuentas propias de toreros como Diego Ventura o Imanol Sánchez, la de la empresa taurina BFM y la propia cuenta de la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Estas cuentas se cancelaron sin previo aviso y los usuarios solo recibieron un mensaje por parte de Vimeo. En este caso la plataforma informó de que su contenido violaba las normas de uso, por las que no se podían subir videos que muestren actos ilegales o excesiva violencia.

Tweet del torero Imanol Sánchez después de la eliminación de su cuenta en Vimeo

Cabe destacar que la Tauromaquia no es ilegal en España y que está protegida y declarada patrimonio cultural en la Ley 18/2013 y en el artículo 46 de nuestra Carta Magna. Por lo tanto, no existe ninguna argumentación de peso para que ese tipo de contenido fuera eliminado, salvo por la arbitrariedad de la plataforma en cuestión.

El caso especial de El Mundo

Otro de los casos más importantes en los que el contenido taurino se censuró, fue en septiembre del año 2021. La red social Twitter censuró la cuenta dedicada al contenido taurino del diario El Mundo, bloqueando una cuenta que contaba con cerca de 20.000 seguidores. La excusa que usó esta red social fue “por incumplir las reglas que prohíben violencia gráfica o contenido no apto para menores en las imágenes de perfil”. Es importante poner en contexto todo esto, porque en Twitter se han exhibido imágenes de agresiones, accidentes o incluso contenido pornográfico.

En ningún momento se han censurado este tipo de contenido, que cada vez se convierte más rápidamente en contenido viral. Twitter también ha sido protagonista de la eliminación de la cuenta de información sobre la figura del toreo José Antonio “Morante de la Puebla”. Esta vez la excusa fue subir videos considerados “placer sádico” por la red social.

Un aspecto a destacable en el caso del cierre de la cuenta de El Mundo fue el secuestro de la cuenta especializada en toros y ya no se pudo utilizar más. El motivo que dio Twitter fue porque la foto de perfil infringía las normas por exhibir fotos de contenido delicado. Esta foto llevaba más de 6 años en el perfil taurino del diario, es algo que no deja de ser llamativo y que tampoco tiene una argumentación clara, puesto que existen más perfiles taurinos con fotos similares en su portada.

“Clické un botón y devolvieron el perfil ya sin la fotografía. Había desaparecido de forma automática. ¿Adónde nos va a llevar el radicalismo, este puritanismo?”, afirmó Zabala de la Serna, jefe de la sección de toros de El Mundo.

El turno de YouTube y Facebook

Los ataques censores se han seguido sucediendo desde YouTube y Facebook. En el caso de YouTube, este portal de videos se había convertido en una colección de miles de videos taurinos. De la noche a la mañana y, una vez más sin previo aviso, cerró el canal del Club de Aficionados Prácticos. Esta cuenta estaba dedicada al contenido taurino sobre los eventos del club, blog de excursiones que realizaban en grupo y también tentaderos con vacas bravas sin muerte y a modo de diversión. Este canal no subía ningún tipo de contenido violento ni sádico. Entonces cabe la duda del motivo por el que se eliminó esa cuenta en YouTube, se da por hecho que se cierra por la emisión de contenido taurino ya que en la actualidad no está bien vista por algunos sectores de la población, ya que no hubo ninguna otra explicación argumentada.

La particularidad de Instagram y Tik Tok

Estas dos redes sociales se encuentran en pleno auge y cuentan con millones de usuarios en todo el mundo. Ni Instagram ni Tik Tok han censurado ni borrado expresamente ningún tipo de contenido taurino. Es más, al estar en un momento próspero muchos profesionales del mundo del toro emiten contenido taurino en sus perfiles. De momento estas dos redes sociales, lanzan advertencias a los usuarios de que pueden ser contenidos sensibles y ya cada persona decide si verlo o no.

¿Por qué un contenido se censura y otro no?

En la mayoría de las redes sociales los usuarios emiten todo tipo de contenido, aunque cada plataforma tiene sus normas internas.

Lo que no tiene una explicación clara es porque los videos de una corrida de toros se pueden censurar y borrar de las cuentas taurinas. Pero en cambio, esos mismos videos los utilizan las cuentas animalistas como pueden ser PACMA Y AVATMA para su propaganda antitaurina y no lo censuran. Si de verdad es un contenido sensible, cruel o violento debería ser borrado tanto de una parte como de otra.

Video de un festejo popular, subido por la cuenta oficial de Pacma

Cada persona debe ejercer su libertad para elegir que ver y que no ver en las redes sociales. Porque, aunque existe una normativa interna en cada red social, todas coinciden en la eliminación de contenidos violentos como premisa principal. Pero es una incongruencia que un video de agresiones estén en las redes sociales. Pero en cambio una foto de un festejo taurino si puede ser censurada o tiene que ser advertida sobre la sensibilidad que pueda tener para cada usuario.

En el fondo es imposible contentar a todo el mundo y menos en el ámbito de las redes sociales con opiniones tan dispares. Pero no se puede censurar un contenido por supuesta violencia o que hiera la sensibilidad y otros que tienen esos mismos aspectos mantenerlos en las redes. Sobre todo, porque la Tauromaquia es una disciplina cultural completamente legal y no está prohibida su difusión ni su expresión. Por lo que, si se censuran o se borran contenidos taurinos como en los casos referidos anteriormente, están sufriendo un secuestro a su libertad de expresión y a la libertad de elección en cuanto a qué contenido quiera ver cada persona.

La doble vara de medir

No es racional que se eliminen contenidos porque se hieran sentimientos o sensibilidades de los usuarios en el caso de la Tauromaquia, pero esos mismos sentimientos y sensibilidades no importen cuando se emite contenido explícitamente violento, agresivo o incluso fallecimientos.

Fran Benito novillero sin picadores, muestra su testimonio desde el punto de vista de un profesional del toro y la falta de libertad para subir contenido taurino con miedo a ser censurado.

En resumen, es lógico que los aficionados taurinos y los profesionales del mundo del toro se sientan atacados, censurados. No cuentan con la suficiente libertad para expresarse en las redes sociales, ya que en cualquier momento sus cuentas pueden ser denunciadas y borradas, normalmente sin previo aviso como se ha visto en los casos nombrados anteriormente.

En el siguiente video se puede apreciar como un video violento sigue activo en redes sociales, pero como es deporte profesional y no habla de la Tauromaquia no ha sido censurado ni advertido por parte de la plataforma.

Un ejemplo reciente de un video violento que sigue activo en las redes sociales.

Por último, es cierto que en la actualidad hay contenidos taurinos en las redes sociales, pero de la misma manera también es verídico que son publicaciones que se miran con lupa y que a la mínima pueden ser censuradas. Como se ha demostrado en los casos anteriores, que son los de los medios o personas más famosas. Pero también existen muchos casos de cuentas de personas anónimas que si comparten contenido taurino reciben advertencias o en los casos más extremos se elimina las publicaciones en cuestión.

Para más artículos de opinión sobre la censura en la prensa digital y redes sociales

Acerca del autor

+ posts

Related posts

El rey del periodismo es el usuario, no el contenido

El hiperlocalismo en España

Vigilancia en el periodismo: una profesión de obstáculos

Leave a Comment