Aula en Red-Acción
Agregación y Curación Hipermedia

La sobreinformación, otro efecto del coronavirus

OPINIÓN SUBSANADA| Esta situación de confinamiento ha estado marcado por la abundancia informativa sobre el virus y sus efectos. Estamos sometidos a una actualización constante de nuevos datos, de nuevos casos, de nuevas noticias. Y también la difusión de informaciones, pero también han aumentado la difusión de bulos y de las Fake News. Por eso se refuerza la importancia de filtrar y revisar constantemente lo que se publica para asegurar la información veraz y desmentir las desinformaciones.

Ante la sobreinformación, surge también la necesidad de seleccionar y agrupar entre todas las informaciones publicadas, para recopilar y sintetizar lo más importante. Porque si no tanta información aún sería más abrumadora. Ya que constantemente está apareciendo mucha información sobre el mismo tema. Aquí juega un papel muy importante el periodismo de agregación. Para ir seleccionando todo lo que se dice del coronavirus y seleccionar lo más importante e ir añadiendo todos los datos nuevos que van apareciendo.

 

Estos días otra labor importante que está desarrollando aún más el periodista, es la de verificación de las informaciones dadas. Con tanta información que se transmite y se difunde, también lo hacen las desinformaciones conocidas también como Fake News o bulos. Se acaba mezclando la verdadera información con la falsa, dándose ambas por buenas.

Estas noticias falsas y estos bulos se difunden, en gran parte, gracias a las redes sociales, la gente las lee, no investiga más y las toma por verdaderas noticias y las siguen difundiendo. Y así en muchos casos consiguen hacerse virales, estos días las que se dan con más frecuencia son las relacionadas con supuestas medidas de protección contra el virus. Es aquí es donde están apareciendo, en muchos casos, periodistas para a aclarar y desmentir las informaciones falsas y los bulos.

Por tanto con esta crisis, los periodistas están reforzando la necesidad de contrastar los hechos que se presentan, de revisar las supuestas informaciones para dar informaciones verídicas y alejarse de los bulos. Pero sobre todo el periodista está siendo agregador, y haciendo resúmenes de la situación. Entre todas las informaciones se queda con las verdaderas, de todas esas está seleccionando las más importantes, las que son novedad y de todo lo que se ha dicho sobre un mismo tema agrupa lo más importante.

 

Esto facilita que el espectador no se sature y refuerza la posición del periodista, lo que ayuda a que la gente no se deje guiar por las noticias o supuestas noticias que ve en las redes sociales y acuda a estos resúmenes para informarse. Alejándose de la sobreinformación a la que estamos sometidos en muchas ocasiones. Por tanto el periodismo de curación está muy presente estos días ante la necesidad de ordenar toda la información del coronavirus, que se actualiza cada pocos minutos. El periodista tiene que navegar entre un mar infinito de datos de altas, nuevos ingresos, números de tests … Aquí el periodista lo que hace es recopilar estos datos para ofrecerlos a los usuarios de la mejor manera.

Related posts

La tecnología: ¿aliada o enemiga del periodismo?

Ángela López

Curación de contenidos: Ver no es lo mismo que comprender

Lidia Cano

Entre el ocio y la verdad: La curación de contenidos en Twitter

Laura Domingo de Luis

Leave a Comment