Aula en Red-Acción
Actualización Periodismo de datos

La llegada de la estadística avanzada al periodismo deportivo

REPORTAJE | Escribía Eduardo Galeano que la del fútbol es una historia que consiste en un triste viaje del placer al deber. El fútbol profesional condena lo que es inútil, y es inútil lo que no es rentable. 25 años después de estas palabras del Maestro, y en unos tiempos en los que al fútbol se le quiere poner el prefijo “súper”, el espectador ya no le pide lo mismo al profesional de este deporte que hace treinta años. El talento se da por supuesto y el error no se concibe como algo humano sino como una fatalidad imperdonable. Después del partido siempre hay alguien que lo hubiera hecho mejor que el entrenador, que no hubiera tenido ningún error como árbitro y que hubiera definido la ocasión que el delantero erró durante el encuentro. Siempre después del partido, claro.

La tarea del periodista es la de llevar a cabo un análisis que, teniendo también la ventaja del que cuenta algo que ya ha ocurrido, sea la voz autoritaria y ofrezca algo diferente al que reduce el fútbol a hechos puntuales. Para ello, y este complejo cometido, los periodistas se han empezado a apoyar en una herramienta que acerca el dato al deporte: la estadística avanzada. Partiendo siempre de que el fútbol es un juego de errores en el que no se puede ignorar que quienes lo practican son personas de carne y hueso, el big data se ha aplicado en los últimos años también al periodismo para ofrecer perspectivas que valoren el rendimiento de un jugador o de un equipo. ¿Quién tiene mejor proyección para ser campeón de Liga? ¿Qué equipos tienen más posibilidad de remontar un resultado adverso? ¿Qué portero está siendo el más efectivo de la competición?

El canal de Miguel Quintana frecuenta el uso de estadística avanzada aplicado al fútbol
Un ejemplo de como trabaja Carlos García Urbano, entrevistado en este reportaje

 “El fútbol y la estadística avanzada se unen cuando las diferencias entre los clubes ricos y los pobres empiezan a crecer”, afirma Carlos García Urbano (@CarlosGUrbano), periodista y analista de datos en BeSoccer. El análisis de datos que ya era usado profesionalmente en otros deportes como el fútbol americano o el baloncesto empezó a serlo también en el fútbol cuando los equipos se dieron cuenta que podían sacar un rédito deportivo de este tipo de analítica. “Los clubes que no tienen tantos recursos tienen que buscar una forma de ser competitivos deportivamente. Ahí es donde la analítica de datos juega un papel importantísimo porque en ligas donde no tienes tanta experiencia, el dato te puede clarificar que ahí hay joyas que te pueden ayudar a cumplir tus objetivos deportivos”, explica Carlos.

La necesidad de acudir a la estadística avanzada surge de la brecha cada vez mayor entre clubes ricos y pobres

Carlos G. Urbano

También los equipos de la élite se han reforzado en este ámbito. El vigente campeón de la Premier League, el Liverpool FC es un ejemplo de ello. El club inglés cuenta con un departamento de análisis de datos compuesto por matemáticos, astrofísicos e ingenieros de inteligencia artificial para llevar a cabo análisis de rendimiento, fichajes… Fue así como decidieron contratar a Jürgen Klopp, actual director técnico del equipo y uno de los más laureados de su historia.

No obstante, existen muchos detractores contra el uso del big data en el futbol alegando que este supone una desnaturalización de un deporte que depende tanto de la individualidad y de la inspiración en evento más determinante del juego y a la vez el que menos se repite: el gol. Incluso, en contra de toda lógica, un partido se puede decantar para un equipo u otro sin que haya un solo tiro a puerta durante los noventa minutos. El dato muchas veces queda vacío. Por ello, ¿se debe partir del instinto o del dato en la estadística aplicada al fútbol? “No creo que haya elegir, yo creo que hay que combinar”, asegura Urbano. “Lo que tú ves en el campo de un equipo es muchas veces cuantificable. La interpretación es muy subjetiva, siempre debería haber un apoyo en datos. Claro que el dato también hay que saber interpretarlo”.

Entrevista propia a Carlos García Urbano, periodista y analista de datos en BeSoccer

Cuando Carlos decidió estudiar Periodismo no pensaba que fuera a requerir de aquella asignatura que le presentaba dificultades durante su etapa escolar: las matemáticas. “Yo hice el máster de la UCAM de Big Data Deportivo. Yo soy periodista y a mí las matemáticas nunca se me han dado bien. No tenía interés en ellas, pero sí tenía interés en los datos”, explicaba Carlos. El máster de la UCAM es uno de los muchos que se ofertan actualmente a comunicadores que buscan este perfil especializado en análisis de datos cada vez más latente en el campo de la información y que aportan un valor añadido a la marca personal del periodista. En ellos se enseña a entender y a interpretar este tipo de datos, a conocer todo el proceso desde que se extrae ese dato hasta que llega la hora de comunicarlo. Esto último es tan importante como lo primero, es necesario saber transmitirlos porque no todo el mundo tiene la capacidad de interpretar estos datos. Resulta imprescindible que el espectador no se pierda en una materia que aún a día de hoy resulta muy novedosa para todos y que todavía no está tan normalizada y algunos miran todavía con recelo, pero que sin duda alguna, sigue evolucionando.

Related posts

Álvaro García, sobre el futuro de los esports: «Se expandirán aún más contenidos a Youtube»

Jorge García Cuesta

Racismo y discriminación en las fake news

Nadia Bazah Lamchanaa

Adrián Barrios: «La contextualización es la clave del periodismo de datos»

Víctor Sampedro

Leave a Comment