Aula en Red-Acción
Actualización Periodismo de datos

La estrecha relación del espionaje con el periodismo de datos

OPINIÓN | Destapar la parte oculta del sistema, revelar los entresijos de cualquier organización, enseñar al mundo las verdades que se ocultan tras la información que nos llega de parte de las altas esferas. Todo esto son tareas y funciones de las que se encarga en profundidad el periodismo de datos. Lo hace mediante la contrastación de la información y la investigación exhaustiva y minuciosa de los hechos ocurridos.

Otro sistema gubernamental en el punto de mira

El pasado 2 de mayo, el Gobierno de España anunció por sorpresa que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la Ministra de Defensa, Margarita Robles fueron espiados con el software israelí Pegasus –que teóricamente manejan tan solo Estados– hace exactamente un año, entre mayo y junio de 2021. El Ejecutivo ha apuntado a la posibilidad de que otro Gobierno o una empresa multinacional haya accedido a los móviles de estos dos miembros del Consejo de Ministros. En el caso de Sánchez, se le habrían extraído casi 3 gigas de datos, mientras que a Robles 9 megas.

Este episodio tan llamativo ha despertado el interés de todo el país por saber hasta qué punto la seguridad del Gobierno español tiene tremendas lagunas o grietas. Porque ¿cómo se puede tardar un año en descubrir que el móvil del Presidente del Gobierno tenía un programa espía o había sido atacado con uno? O ¿de verdad el Centro Criptológico Nacional no realiza controles permanentes al móvil más sensible del país para descartar que algo así esté ocurriendo? En cualquier caso, todavía quedan muchas preguntas por responder sobre un hecho que ya está en manos de la Justicia.

Bajo vigilancia aunque no seas importante

Tomando este suceso como ejemplo, se puede sacar a relucir la importancia de los datos en la actual Sociedad de la Información, o más concretamente, el poder que gana quien posea esos datos.

Y es que tal y como aseguró la periodista y escritora Marta Peirano en su ponencia de 2015, los ciudadanos «cometemos 3 errores: infravalorar la cantidad de información que producimos cada día, despreciar el valor de esa información, y pensar que nuestro principal problema es una agencia distante y super poderosa que se llama NSA. Porque, aunque esta tenga los mejores accesos y herramientas, no le hace falta nada de eso para espiarnos a nosotros, pues vivimos en casas de cristal». No podemos obviar el hecho de que nuestros teléfonos móviles mandan una señal a la antena más cercana cada cinco minutos buscando novedades. Pero lo que no sabemos es que en esa acción tan inocente se basan los principios del espionaje y la vigilancia.

“La mejor manera de vigilar a una población es que no sepan cuándo los están vigilando y cuándo no”.

Destellos de lo que está en la sombra

Corte de audio: entrevista a la periodista Eva Domínguez

Cuando hablamos del espionaje en relación con el periodismo de datos, nos referimos al gran poder que tiene este último de sacar a relucir hechos. Sucesos que, de otro modo, permanecerían ocultos. A través de una rigurosa investigación y mediante trabajos de análisis de datos y tratamiento de la información, se puede conseguir revelar noticias de gran interés para la población; que a su vez contribuyen a mantener la transparencia propia de un sistema democrático.

Además, tal y como lo afirma la periodista Eva Domínguez, la ciudadanía debería conocer en profundidad en qué consiste un verdadero trabajo periodístico y qué procesos de investigación hay detrás de la publicación de determinados acontecimientos. ¿Cómo luchar contra las fake news, por ejemplo? Básicamente profundizando en la contrastación de los hechos y la búsqueda de fuentes fiables que puedan aportar la veracidad necesaria en cada caso.

Un antídoto contra el espionaje

Corte de audio: entrevista a la periodista Eva Domínguez

El periodismo de datos es la base del periodismo actual en la vigente Sociedad Red. Pero además, es la trayectoria que los medios de cualquier país deberían seguir. Para propiciar la más absoluta verdad a sus ciudadanos; para evitar que las mentiras sean divulgadas como hechos reales; y, sobre todo, para luchar por mantener una población más informada y menos manipulable.

En cuanto a la ingente maraña de información que guardan los gobiernos de las grandes potencias globales, el periodismo de datos sería la herramienta idónea. Podría poner encima de la mesa los entresijos más ocultos del sistema, obligándolos a mantener siempre su palabra y destacando su honestidad por encima de todo. De ideales no vive el hombre, pero el gobierno idílico vendría de la mano de la contrastación de los datos, la veracidad de los hechos y la no manipulación de la información. Qué pena que en la actualidad de muchos países, esto sea más utopía que realidad.

Corte de audio: entrevista a la periodista Eva Domínguez

¿Posibles soluciones?

Quizá a partir de ahora empecemos a pensar el valor que tiene la información y los datos que nosotros mismos generamos en nuestro día a día. Quizá deberíamos ser más conscientes del papel que tienen los medios de comunicación a la hora de informar y educar a la población. A lo mejor estaría bien valorar la capacidad de los periodistas para destapar los trapos sucios de los altos cargos del sistema. Probablemente, si se cumplieran estas afirmaciones, el mundo sería un lugar más justo. Como dijo alguna vez George Orwell: «Lo importante no es mantenerse vivo, sino mantenerse humano.»

Related posts

¿Cómo se propagan las fake news?

Daniel Martínez Rodríguez

El periodismo declarativo y las Fake News

Leyre Esparza Ventura

El periodismo de datos en el mundo actual

Javier Moreno

Leave a Comment