Aula en Red-Acción
Actualización Verificación

Jesús Espinosa: «La desinformación se nutre de nuestro botón de compartir»

ENTREVISTA | El fenómeno de la desinformación y la proliferación de las fake news constituyen un problema que afecta a la sociedad actual de forma acuciante. Frente a esto, periodistas como Jesús Espinosa trabajan diariamente para luchar contra la mentira.

Graduado en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria en 2017, Jesús Espinosa ha ido ganando experiencia en el ámbito periodístico en medios como Mirada 21 y Europa Press. Destaca su labor de redactor en el equipo Pruebas de Verificación del programa El Objetivo de Ana Pastor en La Sexta, que ha conseguido ser el primer equipo español miembro de la International Fact-Checking Network, la red de periodistas fact-checkers de mayor relevancia internacional.

Actualmente, lleva más de tres años trabajando como redactor en Newtral, una startup de contenido audiovisual que, desde 2018, se dedica al fact-checking (verificación de datos), además de a la producción de programas televisivos y nuevas narrativas en redes sociales y al desarrollo de una línea de investigación apoyada en protocolos de Inteligencia Artificial.

Pregunta: ¿En qué consisten el fact-checking y el periodismo de verificación y por qué son importantes?

Respuesta:

Jesús Espinosa define el fact-checking e incide en la importancia que tiene en la actualidad.

«El fact-checking y el periodismo de verificación consisten en algo tan sencillo como perseguir la verdad»

jesús espinosa

P: ¿De qué manera desarrollan los periodistas como usted la labor de fact-checking en Newtral?

https://twitter.com/Newtral/status/1283350291853783041

R: Newtral cuenta con un equipo de periodistas que se dedican a verificar tanto el discurso político como la desinformación y los contenidos falsos. Todos los días, el equipo de verificación hace una especie de chequeo de los bulos que nos han ido enviando a nuestro número de  WhatsApp o los bulos que nosotros tenemos localizados por las redes, tanto en Twitter como en Facebook, donde colaboramos como verificadores independientes. Cada día, por la mañana, una vez tenemos localizados esos posibles contenidos falsos o bulos, nos dedicamos a verificarlos.

El proceso de verificación es muy sencillo, al menos de palabra, porque luego es más complicado a la hora de hacerlo. Básicamente, consiste en contrastar, es decir, contactar con fuentes para verificar si lo que nos están diciendo es cierto o no y utilizar siempre bases de datos oficiales de Ministerios o de otros organismos. A raíz de ahí, combatimos los contenidos falsos con datos oficiales y con discursos oficiales. Hay algunos bulos más fáciles de verificar con los que podemos tardar unas horas y hay desinformación bastante más complicada con la que podemos tardar varios días porque también requiera contactar incluso con fuentes internacionales, que suelen tardar más en contestar.

P: En el contexto actual de pandemia por la Covid-19, considera que se ha agravado el problema de las fake news o solo se ha destapado una tendencia que ya estaba latente?

R:

Jesús Espinosa explica cómo la desinformación se hace más fuerte en momentos de incertidumbre.

«La desinformación se ha aprovechado del momento en el que vivimos para hacerse más fuerte»

jesús ESPINOSA

P: ¿Qué papel juegan las redes sociales en la desinformación y la propagación de las fake news?

R: Poco a poco, estamos viendo cómo las empresas que se dedican a redes sociales están dando pasos para combatir la desinformación. Por ejemplo, el paso que ha dado Facebook a colaborar con nosotros o el debate que se generó sobre lo que vivimos con Trump en Twitter. Sin embargo, cuando yo tengo una plataforma tan potente en manos de todo el mundo, esta se puede usar bien o se puede usar mal. El problema está cuando no se hace nada y se sabe que se está usando mal. Entonces, yo creo que sí se está haciendo algo, se están dando pasos para intentar combatir la desinformación y es la línea que hay que seguir. Hay que seguir colaborando con verificadores independientes y hay que seguir combatiendo la desinformación porque, si no, nos va a ganar terreno y eso no puede ser.

P: ¿Cómo se puede luchar de forma efectiva contra la mentira?

R: Yo diferenciaría dos grandes vías. La primera es que haya verificadores independientes que se dediquen a verificar esos contenidos y a publicar esas verificaciones. La otra vía, también muy importante, es educar a las personas para que esa desinformación no sea tan viral, algo que nosotros intentamos hacer poco a poco con Newtral Educación. Todos a una tenemos que tener en cuenta que la desinformación se nutre de nuestro botón de compartir y de retweet. Cuando nosotros frenemos eso, la desinformación se frena.

La responsabilidad está en todos nosotros y es necesario hacer algo tan sencillo pero a la vez tan complicado como pararse a pensar antes de compartir algo y preguntarse si lo que tenemos delante es cierto o no, de manera que pongamos una primera barrera a la desinformación. El siguiente paso es ver si conocemos quién nos lo está contando, por si fuera un medio satírico o que haya tenido otros contenidos falsos posteriormente verificados, y hacer una pequeña comprobación en Google buscando quién más lo ha publicado. Si aun así se tienen dudas, nos lo pueden mandar a nuestro número de WhatsApp y nosotros lo verificamos y respondemos. Y ya, si el contenido es cierto, se puede compartir tranquilamente. Son pequeños pasos que podemos hacer desde  nuestra casa y, aunque den pereza, hay que hacerlos porque es mejor prevenir que curar.

P: ¿Cuál considera que es el principal reto al que se enfrenta el periodismo actualmente?

R: Pues hay una cosa que llevamos diciendo desde hace tiempo, pero que yo creo que es cierta, y es que el principal reto son los continuos cambios…

Jesús Espinosa destaca los continuos cambios como el principal reto del periodismo.

Related posts

El periodismo de datos en el mundo actual

Javier Moreno

Miguel Manzano: “Hacer de la información una herramienta. Ese es el verdadero reto“

mariayasmina

Periodismo de Datos, ¿consecuencias positivas o negativas?

Mario Moya

Leave a Comment