Aula en Red-Acción
Infografía Multimedia

¿Cómo influye la infografía en la información política?

Cualquier información periodística de calidad es inconcebible hoy en día sin incluir elementos multimedia que faciliten la comprensión de datos por parte del público. Analizaremos la influencia que tienen las infografías en la transmisión de información política.

REPORTAJE I La infografía supone la representación gráfica de la información y se representa en multitud de formas: en dibujos, gráficos, diagramas, mapas… A pesar de comenzar a tomar protagonismo en el periodismo hace décadas, no fue hasta el auge de los diarios digitales cuando esta modalidad informativa adquirió la relevancia que hoy tiene. Algunas de la piezas que más se sirven de las infografías son las políticas, ya que estas tienen una gran influencia en su manera de llegar al lector.

En los últimos tiempos y de manera bastante acelerada, en el terreno periodístico se ha avanzado hacia una tendencia profesional donde reina lo visual; un modelo de presentación en el que impera la imagen. Por tanto, es destacable reconocer que los lectores afrontan tranquilamente informaciones visuales y complicadas gracias a las imágenes informativas. Su presencia se da como apoyo para los textos y cada vez adquieren más vida propia dentro de los medios.

Parte de la culpa de la cotidianidad con la que observamos ahora las infografías la tienen las tremendas campañas de publicidad promovidas por grandes instituciones. Estas se han vendido a la audiencia desde hace años cuando se comprobó su eficacia.

Durante el último año, en tiempos de COVID, la infografía ha tomado protagonismo en la transmisión de informaciones relevantes para evitar la expansión de un nuevo virus hasta ahora desconocido por la mayoría del público.

Infografía informativa sobre el COVID, promovida por el Ministerio de Sanidad. Febrero 2021.

Inicios de la infografía en publicidad

Desde los años 80, hemos visto imágenes informativas en todo tipo de contextos dentro del mundo de la publicidad informativa: desde una campaña contra el tabaco promovida por el Ministerio de Sanidad, mostrando cifras de afectados reales en diagramas y dibujos; hasta, por ejemplo, un gráfico que muestra el aumento de la temperatura global explicando las decisiones ambientales de la ONU en un telediario.

Vistos los resultados obtenidos en publicidad, no se tardó demasiado en divisar que el uso de infografías para informaciones políticas sería un gran paso, tanto para acercar al público a una información más precisa de manera más sencilla, como para ampliar esa misma audiencia y su rango informativo.

Las ventajas periodísticas para emplear infografías en diferentes piezas fueron evidentes desde el principio: se adaptan bien a cualquier forma y diseño, son fáciles de recordar, incrementan el tráfico informativo en web, sus componentes permiten una postura cómoda al periodista para desarrollar informaciones; además, se leen y entienden rápido, son un contenido ideal para compartir en redes sociales, y, sobre todo, sirven para explicar procesos complejos.

Infografía promovida por Ministerio de Asuntos Exteriores explicando los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, pacto firmado por los miembros de la ONU en 2015.

La infografía en la política actual

Centrándonos en esa última premisa y haciendo hincapié en la abrupta actividad política que ha marcado las relaciones internacionales de las últimas décadas, es interesante observar, a nivel periodístico, el partido que se le puede llegar a sacar a la infografía para transmitir determinadas informaciones.

Kiko Llaneras, ingeniero que colabora con El País elaborando gráficos y encuestas, además de trabajar en Politikon, grupo de análisis político y actualidad, comenta respecto a la influencia que puede tener la infografía a la hora de transmitir una información que “resulta imprescindible hoy en día para explicar determinados procedimientos […], ya que, el lector medio tiende a estar aturdido con la cantidad de informaciones y cambios que se dan en política a diario. Nuestro trabajo es facilitarle las cosas a ese lector, que lo que busca es informarse bien y rápido de X cosas.”

Durante estos últimos diez años en España, hemos vivido el paso del bipartidismo hacia una vida política más amplia e inclusiva. Esto se ha traducido como un proceso escarpado, que ha llenado las bocas de los ciudadanos, las portadas de los periódicos y las calles de protestas. Esta toma de conciencia democrática sigue sucediéndose y los datos, estadísticas y encuestas continúan abrumando a un ciudadano medio que sólo quiere enterarse de la actualidad.

En el segundo episodio de la segunda temporada del podcast Hablemos de Infografía de Raúl Rodríguez, este mantiene una charla con Chiqui Esteban, director de gráficos del diario norteamericano The Washington Post, en la que, explicando el proceso de trabajo que él y su equipo siguieron durante el reciente periodo de elecciones en Estados Unidos, anota que “uno de los principales retos de la infografía, sobre todo en política, es una buena cobertura y mantenimiento de las informaciones que se quieren transmitir. Por ejemplo, en unas elecciones como las de Estados Unidos, el usuario que sigue las estadísticas que nosotros publicamos, está interesado en saber las que le afectan a él mismo, las de su estado. Por eso, a pesar de realizar un buen despliegue, es imprescindible no perder nunca el foco: estamos plasmando datos para la gente. La mejor estrategia es hacerlo sencillo, directo y preciso”.

Infografía realizada por Chiqui Esteban y su equipo de The Washington Post explicando el resultado de las elecciones norteamericanas por estados. Noviembre 2020.

El futuro del periodismo es el presente, debido a la constante evolución de la profesión y el flujo incesante de acontecimientos que llenan la misma. Sin embargo, el futuro de la infografía en la prensa política, está siendo esbozado ahora. Esto se debe a que el protagonismo adquirido hace que luzca como un elemento multimedia más imprescindible, si cabe, dentro de la rama del gremio más analítica.

Mónica Mena Roa, infografista y colaboradora en Statista, uno de los portales estadísticos más importantes del mundo y del que recogen sus datos la mayoría de medios de nuestro país, menciona que “está claro que, a partir de ahora, un buen análisis periodístico sobre determinadas situaciones políticas va a incluir una o varias infografías como elementos clave para llegar mejor y a más lectores, ya que es una forma relativamente sencilla de apelar a la audiencia y transmitir datos que a primera vista pueden parecer insignificantes para un lector medio, pero que en realidad son relevantes para que entienda la idea general”.

Queda claro que la infografía se está terminando de establecer como un recurso periodístico de primera ley y que si está bien empleada puede ser de gran ayuda para entender determinados datos.

Una infografía de calidad siempre será útil y, probablemente, el futuro de muchas piezas pase por convertirse únicamente en imágenes informativas para satisfacer a la audiencia de forma concreta y rápida, como es característico de nuestro tiempo.

La política puede resultar complicada de digerir en la actualidad, debido a la enorme cantidad de información a la que nos vemos expuestos constantemente. Pero una de las herramientas más utilizadas, como la infografía, supone una gran ayuda a la hora de asimilar datos tan abstractos para la mayoría del público.

Related posts

GNDiario, la accesibilidad más allá de la actualidad

Ana Machuca Fuentes

Bárbara M. Díez: «La infografía consigue captar la atención del lector»

Infografía: Pasado, presente y futuro.

Mario Moya

Leave a Comment