Aula en Red-Acción
Inteligencia Artificial Personalización

El uso de la inteligencia artificial en el periodismo.

REPORTAJE | Cada vez son más los robots que se están creando en el mundo. A medida que pasa el tiempo, estos son capaces de incorporar nuevas funcionalidades, de tal manera que sus capacidades van aumentando. Estas creaciones han llegado al ámbito periodístico, hasta el punto de ser los propios robots los que redactan las noticias para los medios. Así, el uso de la inteligencia artificial en el periodismo ya es una realidad.

Automatización en el ámbito periodístico.

Según un dato ofrecido por la OCDE el riesgo de automatización de puestos de trabajos se situaba en el 14% en el 2018. Uno de los sectores donde esta automatización se presenta es en el periodismo. Y es que, como recoge el informe de la Universidad de Columbia en el que se trata el tema de la automatización, “la presencia cada vez mayor de la inteligencia artificial y la tecnología automatizada está cambiando el periodismo”. Así, se ha pasado de ofrecer noticias escritas únicamente por periodistas a otras redactadas por robots. Associated Press, la agencia de noticias estadounidense; aseguró que alrededor del 20% de sus trabajadores habían empezado a trabajar en artículos que requerían una mayor elaboración, mientras que los robots llevaban a cabo aquellos relacionados con los datos. Estas son las noticias que, en general, realizan estas máquinas.

El periodismo de los robots en China.

Hay países que han ido más allá, como es el caso de China, que en el año 2018 empezó a utilizar robots a modo de presentadores. Estos, creados con tecnología 3D, capaces de realizar el trabajo como un humano. No son los únicos robots que se usan en el país, ya que en su agencia oficial de noticias, “Xinhua”, comenzaron a utilizar robots para generar noticias. Uno de ellos, el robot Kiaibi Xiaoxi, es capaz de redactar en dos idiomas.

Dreamwriter es otro de los robots del país, el cual fue capaz de elaborar una noticia de varios cientos de palabras en apenas unos segundos. Este hecho hizo que los trabajadores expresaran su miedo. Sin embargo, esta no es la postura que mantienen todos los periodistas. Álvaro Sánchez León se dedica al periodismo y Carlos Cascallana está estudiando para convertirse en comunicador algún día. La posición de ambos acerca de estos robots es clara.

Álvaro Sánchez León, periodista.
Carlos Cascallana, estudiante de periodismo.

Aun así, el uso de la inteligencia artificial en el periodismo sigue planteando dudas entre las personas, y actualmente hay varios artículos y estudios que tratan este tema. Las incógnitas pueden estar infundidas ya no solo por aquellos robots redactores de noticias, sino por los que, aparentemente, son como cualquier otra persona. Y es que hay androides más realistas a los que se ha llegado a incorporar a tareas que suelen estar a cargo de los periodistas.  

Presentador de noticias con inteligencia artificial de la televisión coreana. Fuente: Viral Press.

“Los computadores son buenos para replicar cosas a gran escala y con gran eficiencia, pero no son buenos para entender los matices del contexto y las complejidades humanas”.


Seth Lewis, profesor de periodismo en la Universidad de Oregón.

¿Solo en China?

Aunque China cuenta con varios de estos “robots periodistas” no es algo aislado, ya que son varios los países que han incorporado la inteligencia artificial y esta nueva forma de trabajar a sus medios y redacciones. Es el caso de Estados Unidos, Reino Unido o España, donde operan los robots Heliograf, GPT-3 y Gabriele, respectivamente.

En el caso de España, por ejemplo, el uso de este robot comenzó hace relativamente poco, en 2019. Fue este el año en el que la empresa Narrativa desarrolló el robot Gabriele, que utiliza la inteligencia artificial y el Big Data para estudiar los datos y escribir artículos. Como aseguró David Llorente, el director ejecutivo de la empresa, “la inteligencia artificial ayuda a mejorar los procesos, a mejorar la eficiencia, a servir mejor a los clientes, y sin duda la inteligencia artificial más la automatización que conlleva va a ayudar a las empresas a ser mas eficientes y a tener mejores resultados”.

No es el único disponible en el país, siendo LEO otra de las creaciones que se incorporaron en este ámbito. Como recogía un artículo, “la inteligencia artificial necesita de humanos”, por ello, LEO fue creado como un sistema de inteligencia híbrida, donde la inteligencia humana y artificial trabajan mano a mano. De él dicen que es más rápido que el 5G y que no viene a sustituir, sino a ayudar.

El periodista Álvaro Zamarreño también habla de la ayuda que prestan estos robots en el periodismo, y asegura que “pueden ser enormemente útiles y ayudan a reducir el tiempo dedicado a procesos tediosos como transcribir una entrevista. Para procesos auxiliares suponen un apoyo interesante, ya que nos descargan de labores y permiten hacer con facilidad procesos que antes eran largos o incluso imposibles. Aunque creo que en ocasiones nos dejamos cegar por esa espectacularidad de los resultados y pensamos poco en el mensaje”.

“Es una forma de periodismo que puede funcionar en cualquier parte del mundo, un símbolo de evolución. Es como el ser humano estando a un paso de superar la ficción. Pero hay áreas del periodismo que son las que constituyen su esencia en sí misma, que no pueden ser reemplazadas por robots”.


Marlon Barros, estudiante de periodismo.

Los robots escriben. ¿También sienten?

“¿Puede un robot hacer una entrevista, mirar a los ojos, hacer un reportaje, poner delicadeza, tratar bien a las fuentes o sacar información? Pues eso es el periodismo y eso nunca lo van a hacer las máquinas. Todo lo que sea deshumanizar el periodismo es un error y pone en riesgo la calidad de un trabajo que es esencialmente humano”. Estas son las palabras del periodista Álvaro Sánchez León acerca del uso de la inteligencia artificial en el periodismo.

Con el paso del tiempo los robots que se crean tienen nuevas funcionalidades, pudiendo hacer cosas que los primeros no podían hacer. Sin embargo, hay determinadas características humanas que pueden impedir que estos robots desarrollen la labor periodística como si se tratasen de verdaderos redactores, porque no sienten todo como ellos. Marlon Barros, estudiante de periodismo en Colombia explica por qué las máquinas no son iguales que el propio periodista.  

Marlon Barros, estudiante de periodismo.

Sí, estas máquinas pueden, además, cometer errores. Es así debido a las limitaciones que presentan. Esto es algo que ya ocurrió hace varios años, cuando uno de los periódicos americanos que usan esta tecnología para redactar sus noticias publicó una con datos erróneos. El robot, llamado Quakebot, habló en la noticia de un terremoto que había tenido lugar. Sin embargo, este se había producido décadas antes, en 1925.

Con todo ello, el periodismo ahora deja de estar completamente en manos de los periodistas para ponerse al servicio de los robots. Habrá que esperar para ver cómo evoluciona la aplicación de estas máquinas en este ámbito. Pero hasta entonces, pueden consultar artículos redactados por estos robots y determinar por sí mismos si este es el futuro que le espera al periodismo o, si por el contrario, serán los periodistas los que sigan haciéndose cargo de la profesión.

Related posts

El gran desconocido de YouTube: su algoritmo

El rey del periodismo es el usuario, no el contenido

Las cookies: la nueva forma de saber todo de ti

Leave a Comment