Aula en Red-Acción
Industria Perfiles profesionales

El periodista «multitasking»

OPINIÓN | No es nada nuevo hacer referencia a que nos encontramos en un mundo hiperconectado. Internet ha pasado a ser un pilar fundamental de nuestro día a día tanto a nivel laboral, social y de entretenimiento. Todo lo que se sube al ciberespacio permanecerá aunque se pretenda borrar el rastro. La frase “reinventarse o morir” podría aplicarse a muchos ámbitos y uno de ellos es el periodismo. Ahí es cuando aparece el término de periodista “multitasking” o multitarea.

Esto se debe a que nos encontramos en una Sociedad de la Información en la que la tecnología tiene un peso fundamental. Es definida por el sociólogo y profesor Manuel Castells (1998) como “un estado de desarrollo social caracterizado por la capacidad de sus miembros (ciudadanos, empresas y administración pública) para obtener y compartir cualquier información, instantáneamente, desde cualquier lugar y en la forma que se prefiera”. Tras esta definición se puede decir que actualmente cualquiera puede tomar el papel de informador e incluso resultan de gran ayuda para los medios informativos, pero esto no les convierte en periodistas.

El periodismo digital exige tener en cuenta diversos factores más allá de los propiamente informativos. Además de seleccionar, buscar y redactar la información, los profesionales deben tener un dominio de herramientas tecnológicas, conocer a su público y saber interactuar con él. La inmediatez es esencial, pero a su vez también lo es la veracidad. Estos son algunos de los conocimientos que debe tener un periodista en la era digital actual: 

Conocimientos de SEO

Como ya se mencionó antes, además de redactar una buena información hay que saber cómo posicionarla en la web para darle la máxima difusión entre todo el contenido almacenado en la red. Deben tener en cuenta que la optimización de motores de búsqueda (SEO) se encuentra en constante cambio. Es necesario llevar a cabo un análisis de las búsquedas más recurrentes. Entra en juego la calidad de lo redactado y su posicionamiento a los lectores a través de las palabras clave, enlaces, creaciones propias y contenido multimedia que potenciarán las posibles visitas de usuarios.  

Redes sociales

Según estadísticas de la Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores (IEBS) las más utilizadas actualmente son Facebook con un 87% y YouTube con un 68%. Les sigue Instagram con 54%, Tik Tok, LinkedIn con un 57% y por último Twitter con un 50%. Escasos son los medios de comunicación que no poseen una cuenta en alguna de estas redes sociales para difundir su contenido.  Una presencia activa y constante ayuda a crear una comunidad de seguidores. Ofrecerá a los periodistas una herramienta de interacción, “feedback” a tiempo real y obtención de datos útiles como horarios en los que más tráfico de lectura e impresiones se generan. La difusión adecuada atraerá a los lectores para que se dirijan a leer la noticia completa y creará una preferencia por el trabajo del medio.  

Control de elementos audiovisuales

Tener un conocimiento básico de fotografía, edición de vídeo, audio y cámara podrá sacar de muchos apuros al periodista. La información acompañada de recursos audiovisuales resulta más impactante para los espectadores y hace más efectivo el mensaje que se quiere transmitir. Una redacción apoyada por audio y vídeo hace más fácil a los receptores interpretar en su totalidad la información. Herramientas como Photoshop, Premiere o Dreamweaver son de gran utilidad para su trabajo. Asimismo, ahora el periodista cuenta con un dispositivo con el que puede captar información en cualquier momento y lugar, el teléfono móvil. 

Búsqueda eficaz

Esto parece evidente siendo el objetivo principal de la profesión desde sus comienzos, pero el elevado volumen de datos y su sencillo acceso a ellos complica llegar a lo verdaderamente relevante. La correcta elección y búsqueda de fuentes, un criterio profesional y la interpretación propia serán fundamentales para clasificarse dentro del buen periodismo. 

El periodista se ha visto obligado a reinventarse de cara al nuevo panorama informativo. Considero que su fácil acceso ha traído consigo la necesidad de una constante observación, adaptación y reflexión a lo que rodea la información más allá de su redacción. Ahora debe conocer los atajos de la tecnología y diferenciarse a través de los nuevos contenidos multimedia, la esencia del periodismo sigue ahí pero al igual que la sociedad este evoluciona y pide más, y ahí es cuando entra el periodista polifacético.  

Related posts

AR-A reúne a los nuevos medios universitarios en un coloquio

El aumento de las suscripciones a diarios digitales durante la pandemia

Alejandro Lopez

Brand journalism: ¿marketing o periodismo?

Marta Crea Gallego de Lerma

Leave a Comment