Hipermedia Periodismo Móvil

Matías Amigo: “El periodismo móvil hoy es una filosofía y parte de un ecosistema convergente”

Matías Hernán Amigo

ENTREVISTA│ La conciliación entre los medios tradicionales y la red ha dado lugar al nacimiento de nuevas corrientes periodísticas. Una de las más representativas en estos momentos es la denominada como periodismo móvil o “MOJO”. El periodista ha dejado de ser la persona que escribe artículos para pasar a convertirse en el profesional que escribe, toma fotografías y graba vídeos.

Resumen del día. Fuente: MatiasAmigo

Matías Hernán Amigo, productor integral de medios, trabaja en el terreno audiovisual desde hace más de 12 años. En el año 2014, comenzó su andadura en el periodismo móvil a través de un reportaje fotográfico que realizó con su teléfono Alcatel desde Tanzania.

El periodista gráfico es conocido por haber participado en tres de los movimientos MOJO más grandes del mundo: MOJO Fest, MOJO Asia y MOJO Latan.

A día de hoy es director del medio “Wips Digital” y autor de la tercera edición de la “Guía de iniciación al periodismo móvil 2.0”. Dicho catálogo cuenta con la participación de los principales referentes del periodismo móvil: Mike Castellucci, Len Clark o Philip Bromwell, entre otros. Su meta actual se centra en plasmar lo último en tecnología e innovación, desde servicios móviles personalizados hasta cursos de capacitación para todos los públicos.

P: ¿Cuál sería la definición que más se ajusta al periodismo móvil o “MOJO”?

R: La verdad es que el periodismo móvil fue ampliando su concepción desde hace unos años hasta este momento. En un principio, el periodismo móvil se decía que era la utilización del teléfono para poder contar historias, hacer coberturas en el momento y poder realizar los trabajos de manera instantánea.

Con el paso de los años, esto fue cambiando y pasó de ser una herramienta a una filosofía de trabajo. Se fueron abriendo distintas vertientes dentro de lo que es el periodismo móvil. Por esta razón, el término “periodismo móvil” se va quedando antiguo y es más un periodismo convergente donde hay un montón de herramientas que tienen como núcleo central el teléfono, pero que en realidad lo que hacen es complementarse unas a otras. Trabajar con el teléfono nos permite, no solo poder grabar una historia, sino poder facilitar un trabajo desde la redacción o desde una cobertura […].

Periodismo móvil vs tradicional

P: ¿El periodismo móvil puede afectar de alguna manera a la forma clásica de realizar una noticia?

Beneficios del periodismo móvil frente al periodismo tradicional. Fuente: elaboración propia

R: No, no creo que afecte de ninguna manera a la forma clásica […] es un complemento a lo que ya está estipulado, aunque tiene que haber una transformación mental gigante por parte de los profesionales de los medios […] lo que tenemos que aprender es en qué formatos, qué duración, para qué público objetivo y trabajar en base a eso […].

Hay algo muy importante dentro de lo que es el periodismo móvil y el periodismo en general […] nos olvidamos siempre del cómo, cómo lo vamos a contar, sabiendo el qué y el dónde […] entonces hay que empezar a borrar esas líneas como si fuesen canales separados, que no se pueden mezclar las redes sociales con los medios tradicionales y empezar a entenderlo como un todo, trabajando desde el borde de contenidos, de cómo trabajar un contenido largo y generar píldoras, cómo hacer el camino inverso […].

P: ¿El periodismo móvil permite generar un periodismo más social, más comprometido?

R: Creo que la herramienta del periodismo móvil hace todo más democrático. Todo el mundo hoy puede ser un medio en potencia. La diferencia está en lo que sabe el periodista, sino todo el mundo sería periodista. Creo que facilitar mucho el arrancar, el poder tomar otros modelos de negocio […]. Hoy es mucho más amplia la competencia porque los medios no compiten contra medios, sino que lo hacen contra personas […].

Creo que la cuestión está en pensar el cómo yo soy mejor que lo que estás viendo que es la competencia […] se pueden abrir nuevos modelos de negocio frente a grandes interrogantes que tienen los medios tradicionales que están haciendo reconversiones y no saben cómo mantenerse porque las mismas empresas ya no apoyan de la misma manera a los medios por una cuestión de que es mucho más económico hacer campañas en redes sociales o en Google, entonces se termina llevando todo, es una plena etapa de reconversión y creo que el teléfono lo que hace es facilitarte herramientas para que hagas cosas de calidad.

P: Al hilo de la pregunta anterior, ¿cree que todo tipo de historias son susceptibles de ser contadas con un móvil?

Los filtros de Snapchat ayudan a las sobrevivientes de violación a hablar. Fuente: Yusuf Omar

R: Yo creo que sí, que cualquier historia se puede contar con un móvil porque además puedes utilizar filtros, como hizo Yusuf Omar o como hicimos nosotros en “Wips Digital” que generamos un filtro para hacer una nota a una mujer que sufrió violencia de género y cumplimos con todos los estándares de la comunicación ante el cuidado de la víctima […] poder trabajar de esta manera y pensar que tienes un montón de soluciones, te permite salir del esquema de entrevista o de seguimiento más tradicional y permite un nuevo lenguaje que creo que es el diferencial ante un contenido tradicional.

“La gente no quiere que le digan más qué consumir, dónde y cómo”

Matías Hernán Amigo – Periodista MOJO

P: La guerra por las audiencias y la lucha por la inmediatez informativa condiciona el trabajo en los medios de comunicación. ¿Cuál es la clave para acertar a la hora de contar historias audiovisuales y atraer a la audiencia, sin caer en el morbo ni el infoentretenimiento?

R: El periodismo móvil está capacitado para ser inmediato […] si lo piensas para las redes sociales […] hay nichos de mercado, como puede ser “Twitch”, que es gente que quiere ver streaming y buscan o siguen a gente que le interesa, pero sino los vivos de “Instagram” no funcionan tanto como pensaron que iban a funcionar. Sí, hubo un aumento ahora en la pandemia, pero también hubo una saturación por el sobreuso de los vivos.

La gente quiere consumirlos cuando quiera y donde quiera, entonces querer imponerle algo es no entender al público nuevo. La gente no quiere que le digan más qué consumir, dónde y cómo. Lo que nos queda por hacer es pensar en ellos y ver qué temas son los que interesan a nuestro público objetivo, contarle ese tipo de historias y que lo vean cuando ellos quieran […] ese estado de la filosofía de ser móvil, no pasa solamente por el uso del teléfono para realizar y post producir cosas, sino también por pensar en el público que es otro factor determinante dentro del periodismo móvil, es como que cada vez se van uniendo más todo lo que tiene que ver con lo que sería administrar redes sociales y el cómo hacerlo […].

En cuanto al “infoentretenimiento” […] la creatividad es clave para atraer a esa audiencia. Tenemos que despojarnos del ATP (Apto para Todo Público), pues no existe más eso, es un término errado porque está tan dividido, hay tantos canales de comunicación, que tienes que tener una estructura muy grande para querer acaparar todo o uno se tiene que adaptar y es muy difícil […].

Fases del periodismo móvil

P: ¿En qué etapa o período se encuentra ahora mismo el periodismo móvil?

R: No hay una sola etapa en el periodismo móvil. Por un lado, está lo que es Iberoamérica e Italia. Por otro está Europa anglosajona que ya están más avanzados en los medios y desde lo académico hay carreras afines al periodismo móvil.

En todo lo que es Iberoamérica e Italia, estamos todavía en esta conversión, dando esos primeros pasos. Si vamos cuatro años hacia atrás, estábamos en esto de “evangelizar”, de que la gente conozca […] todo lo que conlleva chocar contra las zonas de confort, los prejuicios y todas esas cosas ya lo estamos pasando o ya estamos tan entrenados a recibir esas devoluciones, que son siempre las mismas, que estamos yendo más allá […] también se están abriendo medios jóvenes que apuntan a un periodismo más digital y más de público objetivo […].

Hay muchas posibilidades todavía en todo Hispanoamérica, pero faltan referentes de América Latina o de España […] falta más gente que aproveche todos esos lugares que están vacantes hoy en Latinoamérica del periodismo móvil, incluso una chica, Gisella Rojas Rodríguez, hizo un vídeo de periodismo móvil, ganó un premio de la Thomson Foundation que es de los más prestigiosos en cuanto a periodismo móvil, pero no siguió desarrollándose, no mostró más historias y es como que se apagó esa luz, a pesar de tener posibilidades de seguir creciendo y ser una referente indiscutida, pero bueno, falta embarrarse un poco más, entrar en el terreno de juego a ganarse esos lugares que están vacantes hoy.

[wpgenially]5fe9fabc6157fe0d691968fa[/wpgenially]

P: Tras haber presenciado varias jornadas sobre periodismo móvil, ¿a qué dificultades cree que se enfrenta el periodismo móvil?

R: Desde lo técnico, hay una cuestión que tiene que ver con la luz. En lugares oscuros, el teléfono pierde bastante calidad, entonces tenemos que saber trabajar con esa limitante. Otra tiene que ver con el zoom […] todavía no hay teléfonos que sean muy confiables al momento de hacer zoom porque son digitales y lo que hace es alargar la imagen, se pixela y se rompe […] teniendo en cuenta este par de cuestiones, que son las limitantes técnicas, podemos hacer un trabajo sumamente profesional […].

Otra de las dificultades tiene que ver con el miedo y el desconocimiento porque, originalmente, cuando voy a hacer una capacitación o una adaptación de medios, siempre hay gente que se opone y que te dice que no es profesional, que va a quitar puestos de trabajo y en realidad es una herramienta más […] todos los canales tradicionales, sobre todo en Europa, en la BBC de Londres o en la RTE en Irlanda, abrieron equipos Mojo donde hay un departamento que genera contenido para las redes sociales haciendo periodismo móvil y que si el contenido está bien, se lleva a la televisión tradicional, entonces hay ejemplos que te muestran que el camino es otro […].

La experiencia personal de Matías Amigo en la “MojoFest”. Fuente: elaboración propia

El periodismo móvil te saca de esa comodidad porque todo el tiempo estás generando contenido distinto, se alude mucho a la creatividad, rompe todos los esquemas y provoca conflictos internos que terminan siendo trabas, pero que una vez que hay alguien que lo enseñe y se lo plantea sabiendo los conocimientos, se termina diluyendo […].

Pasa por una cuestión de romper mitos. Están empezando a aparecer, sobre todo en el período de post-pandemia, muchos “vende-humos” que te quieren vender que se pueden hacer muchas cosas con el teléfono y se quedan en lo básico de salir en vivo, la conexión a Internet, contar historias y nada más. En realidad, la filosofía es mucho más grande que eso.

“El móvil es una herramienta súper válida que va a terminar desplazando en algún momento a la cámara tradicional”

Matías Hernán Amigo – Periodista Móvil

P: ¿Qué futuro le augura al periodismo móvil? ¿Qué aspectos se deberían mejorar?

R: El periodismo móvil existe. No es que haya un proyecto de iniciación de herramientas, ya está, querer negarlo es como querer negar el teléfono porque en algún momento alguien va a usar el teléfono para hacer información […]

Al ser democrático, los chicos usan el teléfono para subir contenido a sus redes sociales. Sería demasiado obtuso el no querer usar un teléfono para informar sin fundamento […]

En mi opinión, es una herramienta súper válida que va a terminar desplazando, en algún momento, a la cámara tradicional porque siempre tratamos de ser compactos y desde los costos, yo creo que tienen que cambiar ciertas limitantes […] una vez que eso esté solucionado, no voy a usar más una cámara tradicional, no por fundamentalista, sino porque es más cómodo y sobre todo más barato.

P: ¿Recomendaría el uso del periodismo móvil al resto de profesionales de la información?

R: Sí, claro que sí […] creo que debe ser una obligación para el profesional conocer la herramienta, no digo que todos sean expertos, pero si conocerla […] lo ideal para nosotros, por esto de la movilidad, es generar contenido, editarlo y subirlo desde el teléfono, pero tampoco hay que cerrarnos en eso […].

Hay varias posturas entre profesionales del periodismo móvil, está Francesco Facchini que habla de un fundamentalismo, de que todo tiene que ser desde el teléfono o Urbano García Alonso que habla de utilizar cámaras 360, drones, etc y yo soy un híbrido, no soy un fundamentalista para nada, creo que están abiertas todas las posibilidades. Cada medio tiene su mecánica, entonces, imponerle algo y romper con una mecánica que funciona. También me parece entorpecer, pero si te brinda una solución y te optimiza un montón de cuestiones, me parece que está bien tenerlo en cuenta.

Acerca del autor

+ posts

Related posts

Mesa redonda: “Twitch: convivencia e integración con los medios de siempre”

Mercedes Gómez Minguel: “La tecnología avanza más rápido que la información”

Twitch: Transparencia y participación

Leave a Comment