Aula en Red-Acción
Ecosistema Horizontalidad

El periodismo deportivo se reinventa con el coronavirus

REPORTAJE | El coronavirus ha llegado para quedarse por un tiempo y ha trastocado todas y cada una de las rutinas que se tenían hasta ahora en la vida cotidiana. El periodismo no se ha librado, tampoco el deportivo, y, aunque es cuando más demanda de información ha habido, también se ha producido una falta de ella en algunos sectores. La información de última hora, las novedades que todo el mundo busca cada día, han llegado a reducirse al mínimo. No hay vida normal, tampoco hay noticias.

Se han parado todo tipo de eventos, en especial los deportivos con grandes afluencias de público. El fútbol, el baloncesto, el tenis, las carreras de coches y motos… todo se celebrará a puerta cerrada. Una puerta cerrada que no solo será para el público, sino también para los periodistas que puedan hacer su labor telemáticamente. Mientras tanto y hasta que llegue ese escenario, ha habido un silencio sepulcral en el periodismo deportivo, intentando sacar de donde no hay apenas para poder seguir dando “actualidad” a los lectores.

Sin embargo, la lectura es algo que se hace gratuitamente, al menos en su mayor parte, aunque en el fondo sabemos que los periodistas también comen y en algún momento tendremos que pagar por lo que consumimos. En el caso de las plataformas de streaming deportivas, la cosa cambia. El consumidor es infinitamente más exigente con el contenido que consume, especialmente porque paga por ello y quiere lo mejor. Y se entiende perfectamente.

El abonado quiere lo mejor, pero ¿cómo le das lo mejor si no hay directos? ¿Qué le damos cuando ya no hay más actualidad? ¿Cuándo solo queda tirar de archivo y recordar viejas glorias? ¿Qué se hace cuando el abonado se va porque “no es suficiente”? Intentar sobrevivir como sea hasta que lleguen tiempos mejores, siempre que exista la promesa de tiempos mejores. Periodistas deportivos, principalmente trabajando para medios impresos, digitales o radios, han comentado cómo, desde fuera y desde su posición, están viendo cómo afecta la crisis del coronavirus a la profesión periodística.

Las plataformas, las que más sufren

Chechu Lázaro, periodista que cubre el Mundial de Motociclismo para la revista Motociclismo y colaborador de Onda Cero, comentaba que a estas plataformas de streaming deportivo “les tiene que estar afectando muchísimo porque […] invierten muchísimo dinero en derechos de televisión y su única forma, o principal forma, para obtener retorno de este tipo de inversiones son los abonados”, dando con la clave del problema. Germán García Casanova, también periodista del Mundial (Motorsport), puntualizaba que “en el momento en el que la competición se ha detenido, no tiene mucha razón de ser seguir pagando una cuota mensual por un producto que no te están ofreciendo”.

En esto también coincidía Lázaro, mientras que David Sánchez (SER Béjar / Footers) hacía hincapié en que los abonados o suscriptores “suelen venir al calor de los grandes eventos deportivos o los momentos álgidos de las temporadas”, algo que no se da al no haber competición. Por otro lado, está el apartado económico que mencionaba Lucio López (MotorLu News / Moto Race Nation). “El coronavirus está generando una situación económica absolutamente inestable en donde la mayoría de la gente está sujeta a ERTES, no tiene ingresos y, normalmente, lo que se suele hacer inicialmente es limitar el ocio”, decía López.

No obstante, se están reinventando. Están buscando maneras de, al menos, retener a los abonados que ya tienen, pero les cuesta hacerlo solo con lo que tienen en archivo. “La razón de ser de las plataformas son los eventos deportivos en directo”, decía García Casanova.

Nacho González (Motociclismo) comentaba que el resto de los medios, tanto tradicionales como no tan tradicionales, intentan paliar la crisis “haciendo una mezcla de temas de actualidad, noticias y reportajes más profundos o artículos de más calado histórico” a la vez de captar la atención del lector. Mela Chércoles (Diario AS) hacía mención a la imaginación y que todos debían reinventarse “para sobrevivir a la pandemia”.

“La situación es complicada para todos los medios, pero lo que no te mata, te hace más fuerte”

Mela Chércoles (Diario AS)

Mela Chércoles y otros periodistas deportivos junto a Álex Márquez en el Campus Repsol / Foto propia

Bajón del periodismo deportivo

Con el paro de las competiciones, el nivel de producción en el periodismo deportivo se ha visto reducido al mínimo. Para algunos, esto es normal dentro del deporte por los parones vacacionales, por ejemplo, en el motociclismo, siendo más prolongado el de invierno. “Siempre hay durante el año un punto que es la temporada baja que le dicen los ingleses, que es el invierno, cuando acaba la temporada y empieza otra hay ahí un par de meses en los que se vive un poco como estamos viviendo todo este parón”, decía García Casanova.

La mayoría coincide en que la actualidad y las competiciones te marcan la hoja de ruta a seguir mientras esté celebrándose esa competición, pero una vez terminada “hay que inventar historias o buscarlas” puntualizaba también García Casanova. “El volumen de trabajo ha disminuido notablemente y hay que compensarlo con inventiva, con imaginación”, comentaba González.

Chércoles, por su parte, contaba su experiencia, de cómo ha pasado de tener que estar con la maleta preparada para ir a Italia tras llegar de Francia, a estar en casa sin saber cuándo podría volver a los circuitos. “Antes se tendrían que haber hecho las carreras de Jerez, Argentina, Texas, Tailandia y Qatar. De todas esas no he hecho ninguna, porque la única que se ha celebrado es la de Qatar para Moto2 y Moto3 y yo me quedé en mi casa por miedo a que una persona diera positivo en el hotel y me confinaran en Doha”, recordaba.

Mirar hacia atrás para seguir hacia delante

Mientras tanto, se intenta mantener un mínimo de normalidad “con contenido clásico”. Contenido de años pasados que obligan a rebuscar en el baúl de los recuerdos. “Es un contenido que está funcionando muy bien, que les gusta mucho a los nostálgicos y a cualquiera que lo haya visto por primera vez”, comentaba Lázaro, haciendo referencia al contenido de Teledeporte y sus “buenos datos de audiencia”.

López y González mencionaban al equipo de DAZN MotoGP. “Quizá lo más innovador es lo que está haciendo Ernest Riveras”, decía López. “Están contactando con los pilotos que pueden protagonizar las carreras y les están poniendo a comentar en diferido esas carreras”, añadía González. Esto ofrece otro lado de las carreras hasta ahora desconocido. El punto de vista del piloto.

https://twitter.com/DAZN_ES/status/1279810509710274561?s=20

Algunos tiran de algo más que de recuerdos, sacando la agenda. “Intentamos tirar de contactos y de gente que hemos conocido a través de los años para poder rascar alguna noticia”, decía García Casanova. “Los que no disfrutan de estos contactos o de esta experiencia, básicamente se dedican a copiar y al final no sabes de donde salen las noticias y si el original se corresponde con el producto final”, puntualizaba defendiendo el contenido original de cada creador y medio.

“Aquí se notan mucho los años que lleves en el campeonato”, decía Chércoles. “Levantas el teléfono y se te ponen personajes importantes”. Recalca el valor de la agenda, al igual que García Casanova. “Este año está la particularidad de la importancia del mercado de fichajes. Eso nos da mucha vida a los plumillas”, añadía el del Diario AS. Razón no le falta. La temporada de fichajes es una de las más importantes en el Mundial, ya que se pueden sacar muchos artículos solo con las suposiciones de quién va a ir a dónde, o quién deja de correr con quién a final de año.

Un futuro con solución gris

Está claro que esta situación es temporal, pero viene fuertemente marcada por la inestabilidad. No se sabe qué va a pasar a dos semanas vista y el coronavirus es uno de esos virus que se pueden controlar, pero no sin sacrificios. Mientras que algunos piensan que en cuanto se retomen las competiciones el sector irá mejorando poco a poco, otros están más pendientes de cómo afectará a la manera de trabajar en el futuro del periodismo deportivo.

Lázaro comentaba que parte de la crisis de las plataformas como DAZN se paliará gracias a las ganas y al interés por consumir competiciones deportivas después de meses de parón. No obstante, López apuntaba que les va a costar “recuperar la audiencia”, ya que ha habido muchas personas que el coronavirus ha trastocado también sus finanzas y no tienen ingresos. Óscar López señalaba que la solución pasa por “poner todos de su parte” y seguir remando juntos, deportes, plataformas y patrocinadores, para no hundirse como el Titanic.

Lo que ya tienen asimilado es que, a la hora de ejercer, cambiarán muchas cosas. “El sistema cambiará un poco. Las ruedas de prensa dejarán de ser gente aglomerada en los paddock y pasarán a la historia. La libertad para acceder a los pilotos, a los equipos y la libertad de moverse también se va a acotar”, decía García Casanova. “Tengo claro que esta temporada van a haber carreras que van a ser a puerta cerrada para público y periodistas”, decía Chércoles, haciendo un apunte en que, si no se celebran los Grandes Premios, pierde dinero.

La vida como la conocíamos ha cambiado. El periodismo deportivo también. La redacción tradicional se disuelve a pasos agigantados a medida que pasan los días con el coronavirus entre nosotros. Se impone el teletrabajo, y no podemos negarnos a una evolución que la profesión estaba pidiendo a gritos y que se ha acelerado con la pandemia.

 

Related posts

El declive de los medios tradicionales: el 62% de los usuarios recibe noticias a través de las redes sociales

Birdwatch, la verificación en manos de los usuarios

Maria Gil

Proceso de creación de las revistas en época de COVID-19

Leave a Comment