Aula en Red-Acción
Ecosistema Horizontalidad

El paso de los años reflejados en el periodismo

tecnología, máquina, escribir, periodismo, periodista, trayectoria, profesionales, pandemia, covid,

ENTREVISTA | Cuatro décadas de trayectoria profesional le han brindado a Aurelio Martín González la oportunidad de experimentar en primera persona muchos cambios, por no decir todos, en los que el periodismo se ha visto sumergido a lo largo de los últimos años.

Cambios que, según opina el vicepresidente primero de la Federación de Asociaciones de Periodistas Españoles (FAPE), han facilitado la vida de los periodistas.

El periodista rememora cómo era ejercer la profesión en aquellos años en los que solo existían las máquinas de escribir para redactar los artículos, tan «ensordecedoras» que el sonido de sus teclas se ha quedado grabado en el recuerdo de muchos profesionales.

Con más de 40 años de experiencia, Aurelio Martín González nos cuenta cómo se ha visto transformada «positivamente» la vida del periodista gracias a la tecnología digital y cómo ha quedado trastocada por la pandemia.

Aurelio Martín González, vicepresidente primero de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España/Foto cedida por A. M. González
P. ¿A qué cambios periodísticos ha estado expuesto a lo largo de su trayectoria profesional?

A lo largo de este tiempo, he vivido todos los cambios que han habido en cuanto a tecnología en la prensa. Desde escribir en una Olivetti hasta el último modelo de ordenador. Desde desconectar un teléfono de cable para meterle unas pinzas y transmitir radio, hasta los últimos modelos de la fotografía. Recuerdo que, hasta que llegaron los primeros ordenadores portátiles, había que dictar las crónicas a secretarias de redacción, que te las cogían por teléfono.

P. ¿En qué aspectos ha cambiado la forma de redactar hasta ahora?

En los años 70, por ejemplo, a las personas se les llamaba de Usted en los textos. Era otro tipo de forma de redacción, evidentemente. Más adelante, se pasó inmediatamente a la famosa pirámide invertida y, desde luego, a los diversos géneros periodísticos. Eso último ya fue cerca de los años 80, cuando se produjo la irrupción de los libros de estilo, que marcaban prácticamente las formas de hacer periodismo. Una irrupción muy positiva, sin duda. Estábamos acostumbrados a un tipo de periodismo de boato y de sucesos.

P. ¿Cómo cree que afectarán estos cambios a los nuevos periodistas?

Yo creo que se han encontrado con un gran avance, al ser nativos digitales. En mi caso, siempre he querido adelantarme a los tiempos aprendiendo y utilizando las últimas tecnologías, muchas veces por la comodidad.

P. ¿Es, entonces para usted, un cambio favorable para la profesión?

Como instrumento de trabajo, la tecnología ha sido un avance espectacular para el periodista. La tecnología digital lo que facilita mucho, a parte de la inmediatez, es el trabajo de este. No es lo mismo tener que estar pendiente de mandar una crónica por teléfono, que tener un ordenador y mandarla de forma inmediata, o una fotografía. Antes, para mandar una fotografía había que entrar en un laboratorio, revelarla, meterla en un rodillo que transmitía la foto y la recibía una agencia.

P. ¿La pandemia también ha cambiado la forma de hacer periodismo?

Si, yo también lo estoy viviendo. Entiendo que, por las redacciones, por la cantidad de personas que convivimos a veces, había que limitar la presencia. Pero el hecho de hacer teletrabajo nos está conduciendo a formas de periodismo que nunca deberíamos haber deseado.

P. ¿A qué tipo de periodismo se refiere?

Por ejemplo, enviar cuestionarios para hacer una entrevista por correo electrónico o realizar entrevistas constantemente por teléfono. No vivir la situación de cerca o al menos las que desearíamos. Nos está obligando a unas formas de trabajar que no son usuales y que, esperemos, sean muy pasajeras y que pasen en el tiempo. Aunque tampoco esta en nuestra mano, sino en la de los investigadores. Las formas de hacer periodismo en este momento no son las más ortodoxas.

P. Entonces, ¿por qué se hace este tipo de periodismo?

Bien es cierto que también nos lo han puesto muy difícil en algunos sitios. Yo creo que, desde las administraciones, partidos e instituciones, se ha utilizado la pandemia para ocultar la presencia de periodistas en los sitios y eso también es muy grave.

P. ¿Cree que han impedido que los periodistas puedan informar de la realidad de la pandemia?

Absolutamente. En la primera ola de la pandemia no conocimos la realidad de lo que estaba ocurriendo. Lo único que veíamos era una población a la cual se la había infantilizado, aplaudiendo en los balcones, pero no nos enseñaron las UCIs, las morgues…Y tuvimos un problema grave porque, como transmisores de la información hacia los ciudadanos, nuestra función era hacer llegar la realidad y nos la impidieron.

P. ¿Qué tipo de contenido se ha ocultado?

No se ha mostrado toda la crueldad y la gravedad de lo que estaba ocurriendo. Mientras, lo único que se mostraba era sanitarios que bailaban por los pasillos y aplausos. Podríamos haber concienciado más a las personas acerca de lo grave que estaba siendo la situación y esto se ha ocultado. Ahora, de alguna manera se ha permitido el acceso a alguna residencia de ancianos o en la Unidad de Cuidados Intensivos de algunas comunidades autónomas. Nosotros tampoco hemos buscado el morbo, sino la realidad.

P. ¿El teletrabajo es, por tanto, un factor que ha influido negativamente en la forma de hacer periodismo?

No solo ha sido el teletrabajo el responsable de marcar una situación que no queremos. Una situación donde, ahora, se trabaja en solitario, sin el contacto con la calle y echando muchas más horas que lo que se haría en la redacción. Tampoco podemos mantener otros criterios con los compañeros, como consultar con el compañero de al lado qué le parece un título…Esa atención que tiene el periodismo se ha perdido y esperemos recuperarla pronto.  

Related posts

Un nuevo periodismo más cómodo

Paula González

Las amenazas de periodismo actual

Lucía Acosta

Marta Nieto: «Si no controlas de cámara, sonido, edición, redes sociales… No trabajas»

Leave a Comment