Aula en Red-Acción
Industria Modelos de negocio

El modelo periodístico pospandemia

OPINIÓN| El Coronavirus irrumpió en las vidas del ser humano hace ya más de un año, y se convirtió en un gran reto sin precedentes en las sociedades modernas. Ha pasado tiempo suficiente para observar los acontecimientos con una perspectiva amplia, y se conoce mucho más a fondo el virus y sus consecuencias. Las sociedades, tras todo este tiempo, están aprendiendo a convivir con el problema después del gran cambio que ha supuesto para todos.

La gravedad del asunto ―dejando de lado lo más importante, las muertes― reside en la capacidad disruptiva de la pandemia, trastocando cualquier ámbito de la sociedad. El virus ha generado distintas consecuencias, en su mayoría negativas, para gran parte de la esfera social.

El virus en el mundo I
Fuente: Freepik

En el caso del negocio periodístico, ¿cómo ha influido la pandemia? Andreu Casero-Ripollés publicó un pequeño estudio en la RAEIC donde se argumentaba el impacto de la Covid-19 en el periodismo. En el estudio se analizan las vicisitudes que se han producido en el consumo de noticias y en el modelo de negocio.

El interés por el tema fue muy alto durante los primeros meses de pandemia, por eso, el consumo de noticias aumentó de manera muy significativa. La sociedad estaba desconcertada, por lo que se demandó más información. El periodismo volvió a gozar del valor que había perdido durante los últimos años.

Logo Havas Media Group I Fuente: Havas Group

Este crecimiento tan significativo se reflejó de manera clara en un estudio realizado por el Pew Research Center, según el cual, el 92% de la población estadounidense había consumido alguna noticia relacionada con el virus. En el ámbito español, se realizó un estudio similar, por parte de Havas Media, donde se aprecia la preferencia por los medios digitales por encima de los impresos. El 85% de los ciudadanos buscó información en la televisión, un 54% en la prensa digital, y un 13% eligió algún medio impreso. Resulta llamativo el incremento de consumo que ha tenido la televisión como medio tradicional durante la pandemia. Esto refleja la apuesta de los ciudadanos por la información contrastada y la que creyeron más fiable.

El Coronavirus por tanto ha configurado un modelo de negocio en el periodismo con algunos cambios respecto al anterior. El cambio más significativo ha sido la reducción de ingresos en publicidad. Pero también han sido afectados otros aspectos como la venta periodística. Un claro ejemplo es la caída drástica de venta de diarios impresos, algo alarmante pero esperado después de un confinamiento nacional. Esta caída en las ventas se sitúa entre el 80 y 90%.

Kioskos cerrados I Fuente: Pere Virgili

Con esta caída, los medios tuvieron que cambiar el modelo periodístico digital ―destacado por la gratuidad― por un modelo basado en las suscripciones de pago. De esta forma se aprovecharían de la altísima demanda de información en aquellos primeros días de confinamiento, consiguiendo ganar muchas suscripciones nuevas. Por ello, los medios deberían seguir apoyando este modelo económico de pago por suscripción cuando finalice la pandemia. De igual forma, el aumento de suscripciones por pago refleja de manera significativa cómo la sociedad ha dado de nuevo el valor social que tenía el periodismo.

Como conclusión, se puede decir que la pandemia ha sido el motor del cambio de modelo en la red que los medios buscaban. Quizás, con un orden natural, habría tardado muchos años en producirse. Este modelo devuelve la significación y el valor que el producto periodístico ha tenido durante tantos años y que se estaba perdiendo.

Related posts

YouTube para un periodismo del siglo XXI

Álvaro Olloqui

Periodismo entre la vida y la muerte. David Beriain

Entrevista a David Andujar, creador de The Hall Of Stars

Leave a Comment