Ciberdemocracia Interactividad

Democracia digital: innovación y ejemplos

Replantear la democracia digital puede resultar clave en el futuro político y social.

REPORTAJE | A medida que la tecnología avanzaba a lo largo del siglo XX, y con la llegada de la World Wide Web, distintas corrientes sociológicas preveían un aumento de la transparencia. También una mejora de las democracias. Sobre todo debido al aumento de los medios para conectar a los gobernantes con sus gobernados. No obstante, los caminos de las TIC no han seguido paralelas a los sistemas políticos y democráticos. De hecho, siguen anclados a sus viejos vicios de opacidad y distanciamiento del pueblo. Es decir, aún no se ha llegado al punto deseable de diálogo digital para mejorar la salud de nuestros sistemas democráticos a través de Internet y las redes sociales. Aquí es donde entra el concepto de democracia digital.

La democracia digital debería implicarse en el conocimiento de la democracia desde la perspectiva de una sociedad que evoluciona a nivel mundial en una arquitectura estratificada. Esto es global, transnacional, supranacional, nacional, subnacional y local.

David F.J Campbell, 2013

A pesar de no situarse en el punto óptimo, existen multitud de movimientos que la desarrollan. Las más obvias en España son algunas como Newtral o Maldita.es, que se dedican a desmentir fake news. Sin embargo, no intentan mejorar los estamentos de la democracia parlamentaria como tal. Es cierto que cuantas menos mentiras, más sana será la relación entre gobernantes y gobernados. Pero se necesitan desarrollar plataformas que mejoren la calidad en la comunicación entre ambos. Por eso, en este artículo se destacarán algunas de las medidas que se están valorando en otros países a modo de innovación.

¿Qué es la democracia digital? Video realizado por Keira Wright

¿Qué mejorar en democracia digital?

En este vídeo, la periodista aboga por digitalizar las plataformas democráticas. Con medidas como contabilizar votos de manera online (que ya se ha realizado en Estonia). Aunque no se olvida de que la digitalización contiene grandes retos:

  • No todo el mundo tiene acceso a Internet, ni tampoco el conocimiento digital.
  • Muchas posibles brechas en la seguridad.
  • Las redes tienden a la desinformación.
  • Que Internet se convierta en lo real, más que la propia realidad.

Digitalización de las estructuras democráticas

La idea de digitalizar los procesos democráticos no es nueva. De hecho, en 2011 se crea Open Government Partnership (OGP), una herramienta digital que usan 75 países miembros. Según el periodista Elliot TG, “su misión es hacer que la democracia sea más transparente, responsable y atractiva a los ciudadanos, dándoles recursos útiles para ayudar a los gobiernos abiertos a nivel nacional y subnacional”.

Con traducciones a múltiples idiomas, OGP provee recursos para que los ciudadanos participen activamente en procesos sociales. Algunas de las principales herramientas en su aplicación ToolBox son: debate, mapeado, servicios públicos, votaciones, recursos humanos, participación, errores, forums o transparencia.

Red de Democracia Digital. Vídeo de Carnegie Endowment

Otra iniciativa surgida tras la pandemia del Covid-19 es esta Red de Democracia Digital, creada por Carnegie Endowment. Surge, principalmente, para generar debates sanos entre la población. Su idea es mejorar la calidad democrática a través de estudiar ópticas independientes e identificando los temas más populares a nivel social. Según Steven Feldstein, integrante de Carnegie, la Red es un conjunto de activistas y expertos de todo el mundo para estudiar las convergencias de la tecnología, la política y los gobiernos. Quieren encontrar soluciones para los problemas conjuntos debido a la bajada de calidad en las democracias en todo el mundo.

Existen otros formatos como el podcast, que también inciden en la democracia digital. En este de Your Individed Attention, ahondan en estas mismas cuestiones. Pero no es el único. Este podcast de TechUk llamado Digital Place también ofrece nuevas perspectivas.

BETH NOVECK

El País entrevistó a Beth Noveck. Fue encargada de la tecnología de la administración Obama, que creó una plataforma llamada Governance Lab. De hecho, las diferentes tecnologías que van surgiendo les preocupan, ya que pueden enfangar aún más el discurrir político y social. Noveck dice lo siguiente: “No sabemos qué va a suceder realmente como resultado de estas nuevas tecnologías, como la automatización, la robótica, el big data o la inteligencia colectiva… Esto nos hace sentir muy intranquilos”.

Beth Noveck fue encargada de la tecnología de la administración Obama.
Beth Noveck (derecha) en su charla en el Espacio Fundación Telefónica

La dialéctica online: imprescindible para la salud de las democracias

Existen también webs útiles como OpenDemocracy. En ellas, las que personas de todo el mundo pueden escribir entradas y debatir acerca de cuestiones sociales, políticas o medioambientales. Por ejemplo, una socióloga llamada Thamy Pogrebinschi reflexiona acerca de si es posible mejorar estos procesos ciudadanos a través de la digitalización. De hecho, se relaciona con las afirmaciones de Keira Wright. “Al reducir los costes de participación, los medios tradicionales de participación política pueden ser más eficaces con el uso de herramientas TIC. Pero no se puede asegurar que estén menos sujetos a distorsiones y manipulación”.

Canal de Youtube de OpenDemocracy.

Entrevista a José Luís Martí

Aunque no sean tan conocidos, en España tenemos grandes ejemplos de proyectos enfocados a la democracia digital. Uno de ellos es The Global Democracy Research Proyect. El coordinador es José Luís Martí, profesor de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona en Derecho. Además, es coeditor de Derecho, Ética y Filosofía. Se dedica a investigar sobre teoría democrática. Aunque también filosofía política y derecho de la filosofía.

En el siguiente audio le entrevistamos. Responde a estas cuestiones que hemos planteado en el artículo, y nos habla de que el futuro podrían ser inteligencias artificiales. O incluso, si cabe, los metaversos. Nada está escrito, pero afirma que nos queda mucho por avanzar. Recomendamos encarecidamente la escucha activa del audio.

Entrevista con José Luis Martí

Por tanto, hemos aprendido que es importante darse cuenta de la necesidad que tiene la sociedad por mejorar sus mecanismos dialécticos. Entre sí, de modo horizontal. Entre los diferentes estratos y clases sociales, a modo vertical. Internet podría ser el medio ideal para ello. Eso sí, antes se deben afrontar los retos tan complicados que se interponen en el camino de una democracia más sana y transparente.

Acerca del autor

+ posts

Related posts

La política de privacidad de TikTok ¿inocente o culpable?

¿Por qué dependemos de Google para la visibilización de contenidos informativos?

El nuevo periodismo gracias a las redes sociales

Leave a Comment