Inteligencia Artificial Personalización

Contra la desinformación: El frente europeo y nuevas tecnologías

Entrada del Parlamento Europeo, en Bruselas, Bélgica.

REPORTAJE | La desinformación es una problemática que lleva en el periodismo desde sus tiempos más remotos. Por ello, esta ha intentado atajarse por parte de gobiernos, empresas privadas y particulares de diferentes maneras, incluso llegando a medidas más autoritarias, como puede ser la censura parcial o total de las informaciones que vayan a ser publicadas en los diferentes medios y canales de comunicación.

Desde el siglo pasado, concretamente, existe una disciplina en el periodismo y en la comunicación que combate frontalmente contra la desinformación, conocida como el fact-checking. Este ha ido evolucionando desde ser ejercida por personas particulares dentro de las redacciones de los periódicos hasta constituirse en empresas dedicadas al ejercicio de esta labor. Además, a esta disciplina se le han ido incorporando los progresivos avances tecnológicos para realizar un trabajo más exhaustivo y preciso.

Las últimas herramientas en incorporarse al fact-checking y a la lucha contra la desinformación son la Inteligencia Artificial (IA) y el Big Data. Concretamente, organismos supranacionales de la magnitud de la Unión Europea ya las han incorporado en diferentes proyectos y plataformas. La Unión Europea, además, se encuentra en proceso de aprobar la primera ley de regulación de Inteligencia Artificial para seguir luchando contra su uso desinformativo.

Sobre este tema, el propio director general de Comunicación del parlamento Europeo, Jaume Duch, en una entrevista en Cadena Cope en Cataluña, declaró que “la desinformación en las redes sociales buscan el enfrentamiento social”.

Desinformación, Inteligencia Artificial y la Unión Europea

Pero, ¿cómo se relacionan estas herramientas y la desinformación? ¿y qué hace concretamente la Unión Europea contra este fenómeno? Estas son las preguntas que responden los docentes de la Universidad de Sevilla (US) Pastora Moreno, catedrática del Departamento de Periodismo II de dicha facultad; Rabi Adeeb Abdulsalam Alsarayreh, periodista e investigador jordano; y Juan Carlos Figuereo-Benítez, investigador pre-doctoral de la US.

Los investigadores mencionados, en su artículo “El Big Data y la inteligencia artificial como soluciones a la desinformación“, que se publicará en la revista Doxa Comunicación durante el primer semestre de 2024, realizaron un estudio cualitativo documental bibliográfico con el objetivo de “proponer una serie de medidas que pueden limitar la difusión de información falsa y concluir que la Unión Europea tiene actualmente el gran reto de combatir la desinformación”.

Código QR al artículo “El Big Data y la Inteligencia Artificial contra la desinformación”

Sin embargo, cabe la posibilidad que, debido al carácter adaptable de la desinformación, estas herramientas puedan servir para propagarla. “Tenemos que enfrentar el hecho de que hay muchas cosas esperándonos, especialmente con el desarrollo de la IA (…) puede caer en manos de personas peligrosas”, declara Rabi Adeeb Abdulsalam Alsarayreh, investigador involucrado en el artículo.

Rabi Adeeb Abdulsalam Alsarayreh, periodista e investigador en la Universidad de Sevilla, sobre la IA. Elaboración propia.

Proyectos europeos

Los proyectos, medidas y documentos de la Unión Europea más destacados para combatir la desinformación según el artículo son:

No obstante, cabe preguntarse si estos proyectos son suficientes para cumplir este objetivo o son la primera fase de una larga lucha. “Yo diría que estos proyectos no son suficientes, pero sí son una buena forma de empezar” declara Juan Carlos Figuereo, otro de los implicados en el estudio.

Conclusiones

El mencionado artículo es concluyente respecto a la lucha contra la desinformación. En primer lugar, la Unión Europea, en palabras de los investigadores, “es consciente desde hace años del problema de las fakes news y está preocupada por el auge de la desinformación en la Comunidad y en el mundo” debido a la financiación de proyectos como los previamente mencionados.

Sobre la IA, comentan que “las plataformas de redes sociales están desarrollando sistemas de IA para eliminar automáticamente el contenido malicioso a través del análisis basado en texto”, pero que esta no podrá “identificar toda la información falsa que hay en redes sociales”. Además, “es difícil y un gran reto desarrollar los nuevos sistemas de inteligencia artificial necesarios para detectar dicha desinformación multimedia”. Destacan, por último, el papel de la Inteligencias Artificiales para el uso y filtrado del Big Data a una alta velocidad.

“Creo que si hacemos una cooperación conjunta entre los gobiernos, los sectores privados, (…) las universidades, escuelas y la sociedad (…) podemos reducir la propagación de información errónea, pero no podemos detenerla en absoluto.”

Rabi Adeeb Abdusalam Alsarayeh, periodista, investigador y docente jordano actualmente en la Universidad de Sevilla

Sobre el futuro de esta lucha contra la desinformación, los dos investigadores entrevistados coinciden en que, a pesar de que los proyectos europeos mencionados y la inclusión de estas tecnologías suponen un paso firme frente a este fenómeno, queda camino por hacer.

Además, desde sus puntos de vista, consideran a la regulación de las plataformas y la cooperación entre el sector público y el privado como la siguiente fase para combatir la desinformación.

Finalmente, podemos decir que la desinformación no es solo un problema exclusivo de la comunicación: Es un fenómeno que deriva, también, a la política y la tecnología. Solamente queda esperar para ver y estudiar los futuros escenarios que se sucederán en esta pelea ad aeternum contra esta problemática, y qué nuevas soluciones se proponen.

Acerca del autor

+ posts

Periodista de 25 años. Experiencia profesional en el Departamento de Comunicación del Ejército de Tierra.

Related posts

IA: ventaja o peligro académico

La libertad de prensa, sepultada en Afganistán tras el regreso del régimen talibán

Medios nativos digitales y su impacto en Radio Aranda

Leave a Comment