Aula en Red-Acción
Interactividad Redes Sociales

Las «fake news», un problema real en el periodismo deportivo

REPORTAJE (SUBSANACIÓN) | Las noticias falsas, conocidas como «fake news» se diseñan y emiten con la intención deliberada de engañar, inducir a error, manipular decisiones personales, desprestigiar u obtener ganancias económicas. Al presentar hechos falsos como si fueran reales, son consideradas una amenaza a la credibilidad de los medios serios y los periodistas profesionales, a la vez que un desafío para el público receptor. Ha habido muchos estudios a lo largo de la historia para entender el comportamiento de los periodistas al «crear» estas noticias falsas, y a pesar de estar tan mal vistas, siguen siendo habituales en el día a día del periodismo.

Las «fake news» se multiplican en el mundo del fútbol

Son muchos los ámbitos afectados por estas noticias falsas, hechos inventados o distorsionados con el fin de buscar el clic fácil, o en ciertos casos pueden ser informaciones sin ninguna contrastación detrás. Y uno de los lugares donde más se ven estas «fake news» es en el mundo del fútbol, concretamente en lo que respecta al mercado de traspasos. Estas «fake news» corren como la pólvora por redes sociales.

El mercado de fichajes, la época del año más caliente en el mundo del fútbol

Las «fake news» en el fútbol corren por redes sociales. El mercado de traspasos del fútbol, es una fase de 3 meses (junio, julio y agosto) donde los equipos tienen una ventana abierta para inscribir a nuevos jugadores en su equipo. Miles de aficionados están expectantes cada año sobre las posibles incorporaciones y ventas, y es por ello que las noticias y rumores cobran una mayor importancia durante estos meses. Gracias a esto, muchos periodistas, tertulianos, o simplemente medios deportivos buscan dar la exclusiva continuamente. Hacerse «virales» sin importar la veracidad de la noticia.

Muchos casos han sido los sonados en los últimos meses acerca de traspasos, fichajes y rumores que finalmente se quedan en humo. En algunas ocasiones, es posible que suceda simplemente por falta de acuerdos entre clubes, o problemas al llevar a cabo la operación. Pero otras veces se debe a la poca importancia que le dan ciertas personas a contrastar la información. E incluso a veces, se han dado casos excepcionales, como el que voy a tratar a continuación.

Destapando a los medios

El famoso experimento destapó el «modus operandi» de muchos medios de comunicación

Hace unos meses, en agosto de 2018, un «twittero» del Real Madrid decidió realizar un experimento a través de redes sociales. El hombre, a través de una cuenta donde compró miles de seguidores, se hizo pasar por periodista bajo el nombre de Mauricio Hidalgo (supuestamente periodista por 14 años del diario Olé) y anunció un inminente fichaje de Paulo Dybala por el Real Madrid. Ante semejante «bombazo», los medios no tardaron en hacerse eco de la noticia y anunciarlo a bombo y platillo. AS, Marca, Mundo Deportivo e incluso periódicos nacionales daban la supuesta exclusiva enseguida, sin confirmar ni contrastar la noticia.

Unos días después, el supuesto periodista reveló su identidad, y dejó en evidencia a todos los medios que habían publicado la falsa información. Esto demostró la poca contrastación que a veces tienen los medios, y sirvió para demostrar que «no puedes creerte todo lo que lees», tal y como dijo el propio «twittero». Sin duda, un gran experimento que sirve como escarmiento para todos, tanto medios como público en general. «Gracias a esto, he podido demostrar lo fácil que es crear un rumor y conseguir que todo el mundo se lo crea. No he tenido que hacer absolutamente nada, inventarme una noticia y casi todos los medios se han hecho eco de ello».

David de las Heras explicó la situación al detalle

David de las Heras, un conocido periodista español, comentó lo sucedido en su canal de YouTube. «Me llamó la atención que la información cuadraba perfectamente, se había documentado y consiguió engañar a casi todo el mundo. Me puse en contacto con la gente más cercana al Real Madrid y no sabían nada de ese supuesto interés». No sólo eso, David de las Heras también comentó su investigación sobre el supuesto periodista. «Estuve investigando y no salía nada en Google sobre su identidad. Ni siquiera en su diario, me chirriaba muchísimo todo lo que englobaba aquella situación».

Related posts

La falacia de la ciberdemocracia

Marcos Carretero

El uso de las redes sociales de Pablo Echenique

Tik Tok, una posible red social adictiva

Leave a Comment